Instagram

manual de juego sucio | we are fake news antes conocidas como hoax | ley de Twitter #memecracia

Los advenedizos y no hace mucho tecnófobos de la tele que no tenían ni móvil, ahora se montan secciones de hemeroteca, se ciscan en los 4 vientos en las columnas de opinión que les dejan y se creen que han descubierto las noticias falsas en el único medio de comunicación que se demostró efectivo para combatirlas, pues borrar o actualizar el mismo registro, que aunque no son lo mismo, sí se sabe que lo 2º es el único modo conocido del 1º, a diferencia por ejemplo de las cagadas en prensa impresa y por tanto presa de sus palabras, o en la tele y la radio con muchos testigos, pues la mayoría de las cosas no las ve ni oye nadie por no tomarse la molestia ni de tener escaparate, en cuyo caso prefieren seguir adelante con la trala a machamartillo. Ha ocurrido algo parecido con el código cuando se lo apropian los periodistas, algo antes conocido como lenguajes de comunicación, aunque en ese caso no crean que cometan errores tan de bulto como los que quedan impresos, y los que la gente toma pantallazos para ridiculizarlos además de desmentirlos, la mayoría de interacciones en ese género dudoso de los hoax en el que hay verdaderos artistas que se crecen cuando alguien reconoce que se la pegan. Como Somoano, director de Telemadrid y luego de TVE participó en la conspiranoia del 11.M 2004 con libros impresos, alguien se tomó la molestia de leerlos, y a veces entreban ganas de llorar cuando alguien se jugaba 1 condena a su costa echándose unas risas sobre tema tan grave como el terror. Aunque las falsificaciones informáticas, a diferencia de las marcas, suelen estar muy trabajadas, y algunos de los que las hacen ya eran pequeñas ceslebridades entre los #internautas en 2011, más que la credulidadad de los receptores, por ejemplo que se cambia el sentido del voto porque 1 hacker pone 1 svastika en la frente de Merkel o se atribuyen a Bergoglio simpatías por Trump, donde ya cumple si no se le nota mucho la antipatía, la inmensa mayoría de las veces se basan en otras meteduras de pata y errores que ahora dicen formales, de los personajes interpuestos en cuya boca o bocaza se ponen. Si cualquiera de los siempre amables lectores y curiosos, o yo mismo tuviera 1 ingenio capaz de producir 40.000 interacciones, entre respuestas, marcas de favorito o me gusta y retuits de otros usuarios, seguramente ya lo habrían notao. Me refiero a seres superiores o jefes capaces de buscar las cosquillas a Assange, autor de ese prodigio y refugiao en la embajada de Ecuador en Londres desde hace años, periodista australiano que ni siquiera se tomó la molestia de aprender nuestra cultura o lengua en esos años de encierro, de lo que dan fe algunos tuits tan penosos como el que llamaba Pancho Sánchez a Sancho Panza, o el que comparaba la situación en Catalunya con la imagen del activista que paró a cuerpo gentil la columna de tanques en la plaza de Tiananmen, de donde se deduce fácilmente que muchas de esas 40.000 interacciones fueron respuestas airadas y burlas a exageraciones y errores que a cualquier otro nos hubiera obligao a borrarnos corridos a gorrazos. He tenido la desgracia de contender o depender de alguno de los que se imponen, y sus acciones son como las de los abogaos en los juicios: cualquier cosa que hagamos o digamos que no sean las instrucciones que continuamente nos detallan, puede volverse en nuestra contra y perjudicarnos; y el castigo, que siempre será diferido, nos lo impondrá el ser o cosa superior a la que se encomienda, sea el juez, su dios, el partido político, estado o comité que sea, pues si no la última palabra, ellos tienen contacto con el divino, si les hacemos caso la consecuencia o ventaja será que intercederán por nosotros de manera parecida a los apoderaos de toreros y artistas. Ni siquiera tengo claro que el robot dependa u obedezca del o lo que señalan, pero aún mío tampoco, igual que la determinación de dar gusto a los que mandan o lo intentan de manera persuasiva a través de sus lacayos. Me encanta la literatura oral y recalco lo de literatura. La radio hablada por ejemplo, en especial de madrugada y cuando viajo sólo en coche: soliloquios, tontulias, llamadas de oyentes, cualquier cosa de parlanchines antes que los pastores pegando gritos que paso a sus selecciones de rompepiernas y cantachifles tan absurdos como los gritos de cabrero que pegan al anunciarlos. Todavía, si me dicen los que presentan los temas musicales y artistas con cierto gusto, pero de esos ya no quedan. Se han ciscao en la literatura a base bien, como en la Sanidad, la Educación, la economía, la sociedad y lo que han pillao con la misma inconsciencia, perfectamente ajenos a que eso también les alcanzará tarde o temprano a ellos y los suyos. Algunos que se nota que entienden la literatura ajena y leen en la intimidad con cierto gusto, ni siquiera se dan cuenta que lo suyo también es literatura, pero no se hace ninguna concesión y en general se desprecia sin contemplaciones. Son los imbéciles cargantes con fama de graciosos que luego escriben libros de auto ayuda los que peor me caen, en general los que hacen preguntas de las que ya saben las respuestas como los profesores para ver si cazan el gazapo, como si las entrevistas fueran duelos de botarates, hasta hacen trataos de elegancia de cómo creen ellos que debería hacerse para triunfar (no les falla la razón en eso) y se proponen inventar métodos de la nadería más absoluta, como el partido X que se inventan el mundo con solo anunciarlo. Quiero advertir también que soy 1 oyente crítico, casi vengativo y no solo en las formas, ni siquiera tengo oradores preferidos, como mucho conceder me quedo sin palabras, pero estoy a la que salta, yo también sé cazar los gazapos y de 1 frase o palabra de la verborrea incontenible, auténticas hemorragias que se tiran los más célebres me abro mi tienda campaña y me pongo a esperarlos por si vuelven. Esos nos leen y me atrevería a decir que ni siquiera vez cine, solo tienen cabeza para darse vueltas a su run run, la resonancia de oírse a 1 mismo hablando que es el pensamiento, pero por si acaso #ahílodejo a la espera que vuelvan. Creo yo que los hablantes de catalán con o sin acento son la peor bosta de la lengua castellana, por eso me gustaban tanto los chistes de Eugenio, algunos que ni siquiera se entendían en ninguna de las 2 lenguas, pero su modo de contarlo ha criao escuela, entre otros Eduard Punset y su hija cuyas mejores versiones son las de sus imitadores. Eso de estar hablando y estar pensando en otra cosa, no solo decirlo con otro acento, como los mentirosos y los faroleros, debe ser el arte supremo de los oradores y los charlatanes a los que por lo general solo les cabe 1 pelota en la cabeza, algunos de tenis. Mientras otros tratamos de hilar palabras e ideas en la cabeza, eso es pensarse los actos, otros se ven ejecutando jugadas memorables, como los speaker. Es muy difícil bajar a esta gente del carro. Dicen de los catalanes, hasta los rupturistas, que son buenos representantes de comercio, vamos, que venden la moto, y debe ser por eso mismo que digo: ellos van a lo suyo solo, por eso triunfan solo ellos y nadie más. Ni si quiera nos oyen ni a sus oyentes, por lo general víctimas, no les cabemos en cabezas tan prodigiosas. Tampoco oí el discurso fin de temporada 2012 del inefable Mariano, como creo que ninguno de los suyos, ni en forma de debate que convierten en soliloquios ni cualquier otra, pero me arrepentí cuando vi referencias en los telediarios del tono lastimoso y cutre con que se empleo, casi pidiendo disculpas, creo que dijo comprensión y ayuda, pero se me abrieron las carnes cuando mentó la solidaridad para él como si estuviera escribiendo la carta a los reyes mayos, sonó algo así como propósito de enmienda y ganas de rectificar sus muchas decisiones francamente reprobables. Creo que le han debido pegar fuerte los suyos que han podido, como los boxeadores sonaos. Eso de tener razón y saberlo, pero hacer lo contrario, pasa facturas abultadas doblemente y las más temibles las de los propios partidarios como Aguirre o Aznar que le nominó en otra de sus bromas supremas, casi como Sancho Panza en la Ínsula Barataria. Para empezar ya ha dicho por escrito que era el que menos le gustaba, por lo que cabe pensar que no esperaba otra cosa que reírse del mundo.

Aún aceptando al PsoE como partido político y de izquierda -su líder carismático Felipe González fue retratao o saludao como joven nacionalista español por el New York Times en la 1ª entrevista que le hicieron al poco de morir Franco, y en otras conversaciones que mantuve sobre Putin, Trump, Kim Jong un, Maduro, Chávez, los hermanos Castro, los Pujol, cualquier otro que se les ocurra, siempre será la etiqueta que más les pega, y más cuando están en el poder- y que en las votaciones sobre pactos de gobierno la formación Izquierda Unida siempre va saltar por los aires, cualquiera que sea el resultao, tanto de la votación como del gobierno conjunto, recuerdo 1 conversación con alguien de confianza que ocupaba cargo de representación y contendía con estos elementos en reuniones en las que como mínimo podía decirles las cosas a la cara, casi como los periodistas de grupos mediáticos de oposición, pero en clave de cambio de gobierno de derecha a izquierda y sobre las facilidades que podía encontrar en su tarea:
- No te creas, a los del PP los llamas franquista o fascista y como mínimo se lo piensan, pero a estos de izquierda da lo mismo lo que les llames que ni eso. Pero si se traslada el ámbito de los dirigentes políticos al de los territorios, por ejemplo en Leganés se inventaron barrios para crear círculos de Errejón cuando proliferaron, pueblos que la gente elige alcalde, regiones, comarcas, autonomías, naciones, estados, bajo la trampa de las llamadas a la unidad bajo amenaza de ruptura, se esconde lo que se conoce como nacionalismo banal que apenas pasa de ser la piedra arrojadiza en los #debate, pues además de que banal significa hueco y a cualquiera se le ocurren ejemplos a cual más nefasto, no pasa de ser juego sucio capaz de arruinar cualquier reunión o tontulia, mientras que en los partidos políticos de los dirigentes siempre hay gente empeñada en que las palabras tengan significado y los discursos mensaje que como mínimo se diferencie de otros. Como alguna vez he sido sospechoso de información privilegiada, saber cosas comprometidas antes que nadie sin haber sido yo mismo ni estar metido en ningún plan, de la fuente que me llegaron las más jugosas de las que me ahorraron meterme en algún lío, me criticó no saber plasmar mis conocimientos sobre escuchas telefónicas, en realidad grabaciones, por haber empleao la fórmula clásica de programación: qué, por qué, cómo, cuánto, cuándo, dónde, quien quiera que los traslade a las categorías de Kant, que son las secciones de los periódicos, pero a grandes rasgos el objetivo A sería conquistar el poder y el B, como mínimo sobrevivir, y en el cuándo, como dice el maestro Enrique de Vicente, apenas hay 2 ó 3 profecías reseñables, entre ellas la de la Revolución Francesa, que acertaron las fecha, por tanto no arruinen sus plantes y proyectos de manera tan burda. Si la pregunta es qué demonios hago yo aquí metiéndome en este lío en vez de andar como loco descargando películas y series de Resines mientras feo a Cristina Pedroche estrellada en bañador, pienso que si no juegas, juegan contigo, y algo aún peor respecto a mis dudas sobre si cuando se me ha ofrecido la cuña mafiosa, algo parecido a meterme en 1 banda organizada de las que no solo juegan duro, sino sucio, me hubiera convenido tragar, aunque fuera como soldado o #tropa. Que se hacen trampas, ya la misma profecía de futuro, con o sin fecha, es otra ficción en el aire. No solo hay líderes mejores o peores, y por supuesto, bandas, hasta bandos en los que nunca jugaríamos, pero aunque nos mantengamos al margen, hasta a los marginados y excluidos, tarde o temprano nos alcanza la lucha. De sobras se que los argumentos, y en general jugadas elaboradas, no están de moda, también yo veo titulares y unas cuantas líneas en los agregadores de noticias y otras fuentes de información que con frecuencia me dan a pensar que pierdo el tiempo en asuntos nimios, pero en 2005, cuando se implantaron los sistemas de grabación de llamadas telefónicas, y luego de comunicaciones electrónicas, procedimiento conocido como OCR que supuso mi despido como mecanógrafo y reconversión en teleoperador que verificaba datos, 1 de las cosas que se dijo para motivar las protestas contra las escuchas, es que no servían para evitar los sucesos, como ni siquiera hace falta demostrar, pues parece que hay más, algo parecido a los sistemas de seguimiento de catástrofes naturales como terremotos y temporales, pero 1 vez sucedidos facilitan el trabajo de los investigadores en el esclarecimiento de los hechos. Respecto de los atentaos terroristas de marzo y abril 2004 en Madrid y alrededores, donde se suicidaron los terroristas, el único cambio perceptible es que aunque sus misiones son suicidas, como si hubieran obedecido a la recomendación de no poner fecha a los planes, de alguna manera, parar a grupo o banda que los perpetra, se convierte en parte del atentao. Aunque no es comparable, con las grabaciones telefónicas y filtraciones en general, se están dando casos en los que los salpicaos en operaciones en curso, saben que los están grabando, cuentan con ello, no solo que no detengan su actividad delictiva, o que las escuchas hayan servido para disuadirlas siquiera. La 1ª objeción que se me ocurre a esta manera de proceder con nocturnidad y alevosía, como se dice, pero claramente deliberada, es que si las imputaciones fueran claras, tanto la propia policía como los jueces, como mínimo les habrían parao los pies, que se hubiera detenido en seco el efecto del delito que, aunque tarde en sustanciarse, es lo mínimo. En el fútbol, donde se pretende instalar sistemas de grabación del juego, aunque el árbitro pueda mirar la moviola, el efecto inmediato es que se para la jugada como en el tenis, donde los jugadores pueden usar el ojo de halcón hasta para tomarse 1 respiro o parar la racha o el ritmo del adversario. El 2º efecto perverso aún más pernicioso es que gran parte de la actividad delictiva, si no toda, consiste en fabricar pruebas falsas por el mismo procedimiento. Los mismos medios a los que se da credibilidad como para convertirse en inmediato foco de la noticia, fascinaos por la tecnología como estamos, también se pueden emplear para sembrar pistas falsas, o como mínimo confusión, de la que la más destacada es la conversación de Mª José Alcón con su hijo sobre las prácticas corruptas de blaqueo conocidas como pitufeo en el ayuntamiento de Valencia, pero también y mucho más en lo que fue el aparato de seguridad informática conocido como Púnica junto con su trama de empresas, de las que su última víctima en la cuerda floja es Pedro Antonio Sánchez, presidente de la comunidad de Murcia. Esa es la principal aportación de Granados y de su banda, tanto a la seguridad como a la justicia, cuando dirigió esos departamentos como político y después, y motivo principal por el que debe prolongarse su detención preventiva sin juicio, algo que nadie discute, pese a los muchos amigos que tenía en los medios de comunicación que ni siquiera lo mencionan, si no es que lo insultan. En realidad, las facturas falsas por servicios inexistentes, conciertos, estudios de eficiencia energética, trabaos informáticos, hasta por la concesión de instalaciones deportivas cobraban a los ayuntamientos, cuando lo normal es lo contrario, eran parecidos a los pagos a cambio de protección que hacen los tenderos y comerciantes a las bandas organizadas que dominan los bajos fondos, o los antivirus informáticos, de donde se deduce que haber recibido 1 de esas visitas de los cobradores sin haber accedido a la extorsión, por ejemplo Sánchez el de Murcia, no tendría que ver con la causa que también se sigue en León, donde hubo 1 víctima mortal, y Madrid, si no fuera porque la autoridad competente necesita parar algo parecido de manera contundente, pues tanto los fondos como con frecuencia el personal que se emplea son funcionarios, recursos y dinero público. En las películas y los sucesos reales de los gánsters norteamericanos, se percibe el momento en el que políticos, jueces, policías y en general la opinión pública, toleran a las bandas organizadas, hasta que se produce 1 masacre intolerable, o se les va la mano en lo que sea, y entonces sí, cualquier cosa vale contra ellos, desde infracciones administrativas, como las de Al Capone, a dar mano libre a los agentes del orden que los persiguen, como el no menos célebre Elliot Ness. La parte mala de esos procedimientos sospechosos en los que luego resulta que nadie vio nada, no solo las mujeres y ex, también periodistas como Marhuenda o Jordi Évole, todavía se jactan con 1 sonrisa de oreja a oreja del que se sabe a salvo, de no haberlo sospechao siquiera, pese a haberlos llevao los propios mafiosos a ver sus colecciones de coches de lujo, relojes e incluso la cascada hortera que se hizo fabricar Granados junto al jacuzzi de su mansión. Como aportación personal, solo se me ocurre añadir o confesar que yo también pude haber sido profeta en mi pueblo, con mi nombre en letras de molde en carteles y catálogos como conferenciante, siempre que hubiera accedido a entregar el dinero de la mamandurria del acto a la asociación que la recibía por hacerlo. Lo que me indginó es que la añagaza se me planteara en la casa del líder que lo gestionaba y a espaldas del grupo, pues lo hubieran hecho con gusto solo con que me lo pidieran. El inconveniente por el que años después todavía sigo dudando si hice lo correcto es que a partir de ahí ese grupo, al que asistía con gusto, se convirtió en algo prohibido, además de las represalias, dándose el caso que llegué a ganar en buena lid 1 de los premios nacionales de fotografía que organizaban presentándome por otra localidad. Pero lo que encendió los ánimos y puso la relación imposible con muchas más personas de las que sería deseable, es que ni siquiera fui a recibir el premio en el acto ante los medios de comunicación, pues mientras se corría el bulo que despreciaba al grupo y el propio pueblo, yo lo que pensaba es que inmediatamente que me dieran el dinero me lo iban a volver a pedir como el de la conferencia.

Figar Púnica mapa corrupción España Leganés club Drácula Gunslingers arte de hacerse el muerto baile disfraz pareja asesino invisible 340|365 #esdepobres

Vaya por delante que @delia2d Rodríguez, autora de #memecracia, virales o ideas contagiosas que manejan nuestras vidas, es mujer y programadora. Da la casualidad que en las reuniones y quedadas de programadores, antes de 2005, el año de la nube 2.0, conocidos como #internautas, las mujeres eran minoría e incluso brillaban por su ausencia, rara avis por tanto, y en lo otro creo que es realmente buena profesional y lo he dicho muchas veces, aunque también probable que nunca se entere ni le importe mi opinión viniendo de 1 aspirante. Supongo que me habría ahorrao la parrafada si hubiera reconocido que veo muchas cosas envidiables en @delia2d, mala baba por tanto, pero aún así no me resisto a comentar 2 detalles de su manual casi de cabecera.
- La era de la información resultó ser la era de la emoción y el contagio descontrolao de ideas. Además de los medios de comunicación, publicistas, empresas, políticos, famosos o activistas luchan por sembrar sus memes (virales o ideas contagiosas, en otros estudios se relacionan con los biológicos) porque conseguir 1 éxito viral es hoy la única forma de alzar la voz en el ruido informativo global, es su tesis, de la que la parte buena es que los activistas estamos incluidos en esa lista, sería la novedad, pero fíjense en los #concepto descontrolao y ruido global que luego, cuando se sigue leyendo, casi se lo atribuye a los activistas, por tanto descontrolaos y que hacemos mayormente ruido, mientras que el otro equipo es 1 totum revolutum de publicistas, empresas, políticos y famosos cuya amalgama se gesta en los medios de comunicación. Es con lo que no estoy de acuerdo, pues por 1 lado los activistas lo tenemos mucho más difícil y los intentos fallidos que el 98% de las veces lo más que se puede aspirar es que se queden ahí como petardo y otras veces como caca de perro, mientras que el ruido sin sentido, solo viendo las cagadas de sus protagonistas o líderes, pues el 99% de los delitos son societarios, a veces incluso familiares, hasta herederos autoerigidos de la memoria de finaos, siempre de la misma casta podrida. La parte chunga es que se nos presenta a los activistas descontrolaos que hemos traído el ruido de fondo a 1 mundillo antes idílico, pues estamos pendientes de sus amos como sus más acérrimos lameculos, que ójala tuvieran almorranas por lo que a mí respecta. Es obvio que yo lo veo en términos de exclusión o inclusión, ya me he presentao como aspirante e incluso envidioso, pero nunca he creído que lo del equipo profesional sea lo deseable, y desde luego que haciendo lo mismo o igual que lo suyo, los activistas descotrolaos conseguirían algo diferente que más de lo mismo. Veo más bien flores en 1 inmenso basurero al que van a parar los intentos fallidos, pero también por lo que afecta al equipo fetén ese que engaña a los ricachones y mamarrachos, pues a veces los engañaos son los que lamen el culo con fruición a vividores de la más baja estofa que incluso se ríen de ellos cuando por fin se enteran que también era mentira lo que prometían. Les recuerdo que la característica de la estafa entre socios y familias de la casta es la sobrevaloración, lo digo por lo que afecta al petardo que estalla a la hora de los telediarios cuando hay manifestaciones, pero si quieren, ya que están tan hinchaos cuando estallan pues será porque alguien los infla. También nos llama @delia2d guerrilleros del meme, la célebre ciberguerrilla de carácter internacional que lo mismos ataca en Turquía, donde su tirano sí ha tomao sus medidas, que en Israel, aunque prefiero ciberactivista, como muchos que apreciamos e intentamos emular la parte creativa #indignados, tema tan inédito como libre, y en particular y por mis estudios de lengua he insistido con frecuencia en la importancia del mensaje, que creo que es lo contrario del ruido de fondo, pero también eso nos menosprecian, quizá más los que tiran piedras y queman contenedores que los que nos tratan a palos cuando protestamos, que como mínimo es nuestro logro, me refiero a que se lleven a cabo algunas de las que se planean contra viento y mareas. Ni siquiera creo que haya mayor indicador de la voluntad irreductible de seguir intentándolo, me refieron a seguir emitiendo mensajes articulaos de manera parecida a los publicistas, que por supuesto se cansan antes y más que nadie de la repetición machacona de sus anuncios, de forma que aunque lleguen a estar más hartos que los espectadores y les gustaría probar otros, pero se fijan en si sigue funcionando, aunque solo sea ver como quedan los propios tuit o probar el botón.
- ¿De dónde viene ese interés natural (instintivo, casi corporal) por la fama? Desde mi punto de vista, los triunfadores en general establecen 1 frontera infranqueable entre lo virtual y lo real, y no digo realidad porque en ese #concepto también entraría el ciberespacio desde mi punto de vista. Es posible y hasta notorio que 1 famoso en cualquiera de los campos de los profesionales tenga y maneje sus propias cuentas en #iRedes, igual que las mías, las de los siempre amables lectores y cualquiera, pues detrás de las grandes marcas y cuentas como la de la propia policía, de la que tampoco se facilita el autor ni cuando sus meteduras de pata causan revuelo, sino que al contrario parecen reforzarlo, igual que el procedimiento o método como consigue dar el cante, siempre son individuos, pero el tránsito al revés es casi imposible, de manera muy parecida a las leyes de la pirámide social, los excluidos siempre seremos parias respecto de las celebridades. En ese sentido los activistas en Internet somos algo parecido a los graffiteros callejeros respecto de los periodistas a sueldo a los que se supone tratamos emular: dominamos ampliamente las etiquetas, lo que en el #graffiti se llaman tag, salvo algún contratiempo o susto, pero sojos ajenos a las categorías o categoría, la célebre lucha de clases ni por muy bien que lo hagamos, estamos fuera. Hay gente que nace señalada donde la inmensa mayoría no tenemos ni opción siquiera, y es ahí donde abrimos brechas e incluso los herimos en su orgullo. De momento se han perdido las exclusivas y cualquier noticia de alcance e incluso dichos ingeniosos, por ejemplo algunos tuit que son pasto de los telediarios, hasta los bulos y golpes de vista, se propagan como la pólvora en instentes. Apenas se hacen distingos entre los usuarios más o menos informaos donde entramos en el mismo saco los que compartimos enlaces de los que no, pero en el grupo de adictos a la actualidad palpitante también están los profesionales. Sigue habiendo algo parecido a 1 jerarquía por importancia, pero más por la percepción de sus seguidores y lectores que como producto de algún nombramiento a dedo, aunque yo creo que de cara a los agregadores a los que cortejo hace años, pues lo difícil es que te incluyan, sus algoritmos se fijan más en el dominio que en el autor. Antes 2011, cuando al menos se puede decir que los ciberactivistas superamos ampliamente el muro de indiferencia y silenciamiento hacia iniciativas ciudadanas que no eran de su gusto, recuerdo por ejemplo la multitudinaria manifestación #19j 2011 en varias ciudades que lo llamativo en los telediarios, que daban la 1ª noticia cuando habían acabao, eran las tomas aéreas del helicóptero y cámaras de los postes o 1º planos en los que apenas se veía la boca y los ojos de los manifestantes, por lo que pensé que se trataba de tapar cualquier pancarta que ofenciera a sus anunciantes y usureros, pues son las deudas, algunas monstruosas, lo que caracteriza a estos negocios casi de empoderamiento social, 1 de sus protagonistas, Juan Luis Cebrián, topoderoso CEO del grupo multimedia PRISA, menospreció la lista de entradas más visitadas por los lectores, verdadero indicador de las tendencias, pues al fin y al cabo en la situación anterior eran los consejos editoriales de estos grandes medios acaparaos por unos pocos, los que decidían los temas de conversación. Luego vendrían los cambios de directores de los principales junto con la certidumbre que los temas de conversación ya están en manos de los lectores de manera parecida al mando distancia las TV, que era la queja anterior por lo mismo: aunque siguen siendo otra mafia de amiguetes los que dominan el cotarro, ya no se pasan por el arco triunfo las audiencias por muy descontrolao que esté el cotarro. El mismo día que 1 tribunal confirmó la condena a Mª Teresa Campos por intromisión ilegítima en el honor del matrimonio entre los dirigentes de la casta Ana Botella y José Mª Aznar, mientras que la tendencia destacada del día en las #iRedes fue su hija Terelu por 1 post de 1 blog con 1 título realmente afortunao:
- Terelu caga y su asistente tira de la cadena, pero como era otra invectiva de otro #Anonymous, ningún otro medio ni digital siquiera se hizo eco de su existencia en defensa de su colega y auténtica celebridad ofendida que al menos ha desaparecido del plasma en el que si no hubiera aparecido nunca si no hubiera sido por su madre y ser ambas trepas infames que se valen de las peores tretas aprovechando su poderío. Esta diferencia entre los que ni siquiera tenemos la opción de ser pisoteaos por las Campos y los que al menos van eliminando los restos de sus necesidades fisiológicas de las personas verdaderamente importantes, se hace escandalosa en los grandes eventos, donde a los activistas se nos atribuyen las pitadas a la estrella nacional Íker Casillas, mientras que sus predicadores y exégetas de más baja estofa pasan a ser los reyes del mambo más allá del terreno de juego o parque cerrao de los protagonistas. Recuerdo en los #años80 de la Movida y los 90´s la extraordinaria importancia durante semanas que tenían eventos como ARCO o la pasarela Cibeles, también entre el público, esa sensación de que no se puede hablar de otra cosa en determinados ámbitos, y ahora cuanto menos pasan desapercibidos, en lo que yo veo que estamos en las mismas condiciones y estos listos más iguales, pues más allá del recinto cerrao de su corralito, tampoco son nadie, y de propina el evento, puesto que tanto desprecian lo de otros, que los comparen si quieren con los suyos. Son como mínimo descentramientos y distorsiones de consecuencias tan impredecibles como esperanzadoras, por ejemplo el encuentro en las mareas de profesionales como profesores, médicos, enfermeras, con sus víctimas que serían los alumnos y los pacientes y ciudadanos preocupaos por estas causas, pero ha sido sin duda en las #iRedes, pues antes la noticia recurrente eran los malos tratos e incluso la necesidad de confiscar rigurosamente los móviles por los que se sentían amenazaos el lo que debían ser privilegios de como mínimo atención hacia su autoridad.
- 1 famoso solo es 1 persona con grandes ingresos económicos de atención, Bernardo Huberman, director del Social Computing Lab de HP y en palabras del escritor Juan José Millás, la diferencia categórica está entre salir o no salir en la TV y no tanto en lo que se dice o hace, lo que sería el mensaje, que es donde identifico el ruido de fondo, pues muchas intervenciones de tontulianos partidarios solo son para romper o pisar el discurso o mensaje de quien o quienes pudieran osar intentarlo siquiera. No solo no hay referencias fiables de cómo se consigue algo parecido, sino que tampoco merecen confianza los intentos posteriores de los que lo han conseguido alguna vez, con éxito parecido a de los graffiteros callejeros, que son conocidos cuando les pasa algo, e incluso mueren, como la leyenda urbana imperecedera de Juan Carlos Argüello, más conocido como Muelle, o porque son detenidos y en los telediarios mencionan sus tag de guerra. Seguro que ahora se entiende:
- El filósofo francés René Girard estudió los clásicos de la literatura y se dio cuen que era el deseo la fuerza que movía las grandes historias. Se trata de 1 efecto triangular: no deseamos lo que deseamos, sino lo que desean los demás. A partir de ahí formuló su teoría del deseo mimético, 1 eterno ciclo en el que siempre está presente el otro, que se interpone entre nosotros y el objeto ansiao. Por imitación de los demás conseguimos lo mejor y lo peor de nosotros mismos y la publicidad siempre aplicó ese razonamiento, y por eso las celebridades explotan nuevas formas de ejercer su influencia aspiracional, como la venta de tuits publicitarios. Pero entonces, ¿cómo hemos llegao hasta aquí los que no paramos de intentarlo sin otra opción que no se ver cómo de vez en cuando estalla algún petardito en el que como mucho hemos soplao tanto como otros cientos de miles, millones que apenas anhelamos que esa pueda ser la mecha buena? Creo que el razonamiento falla, o se desborda por el lado de la caricatura: ni los activistas antes #internautas e incluso programadores somos tan impotentes ni los que juegan con blancas son tan infalibles ni por muchos que sean. Algunos de los más hinchaos, pues siguen siendo sobrevaloraciones realmente confunden el triángulo del deseo y apenas llegan a señalar sus fobias. Yo no estoy tan seguro que la actividad incansable de los de la caverna contra los perroflautas sea tan infalible, con lo que quiero decir que no estoy seguro que el triángulo del deseo funcione también con las fobias, por lo que los que realmente están perdiendo el tiempo y recursos son los que en vez de tratar de reforzar su mensaje y el de sus amos, son los que nos están dando vidilla a los parias y excluidos que caricaturizan. En ambos caso, el mapa de tendencias de ahora mismo o hace apenas unos minutos desde que escribo el 7 de enero 2014, está dispuesto en la posición de máximo acercamiento que permite la página web navegable conocida como Trendsmap donde hay que registrarse, de paso que agradezco el puñao de accesos gratuitos que nos permite a los aficionaos y aspirantes a profesionales a principios de mes, y la diferencia es que #Hamburgo en Alemania es de los sitios donde menos usan Twitter mientras que #Madrid y alrededores probablemente donde más. A partir de ahí, solo puedo decir que me alegra vivir en el estado donde nació hace poco más de 1.000 años 1 de las 2 lenguas comunes o de cambio que hay en el planeta, donde se hablan entre 4.500 y 6.000 según las estimaciones, y que desde mucho antes que empezaran las protestas #indignados ya me gustaba el #SocialMedia que ahora es lo más excepto en algunos sitios donde pegan toques de queda salvajes, eso significa #Gefahrengebiet, parecido a estao de sitio, y casi nadie se entera o con retraso sideral, de lo que nos responsabilizan a los que sabemos manejar estos instrumentos que además se ofrecen de manera gratuita, como si en el derecho a la información fuera obligatorio no solo tener acceso a las fuentes, sino que además los que nos enteramos tenemos algo parecido a la obligación de convencer a los ignorantes vocacionales que incluso reivindican su derecho a no aprender ni darse por enteraos siquiera de lo que pasa a su alrededor con el mayor de los descaros. Por si fuera poco, el acicate que nos ponen es el de la censura y el silenciamiento, y además contando con que esa gente autosatisfecha que lo sabe todo se uniera, como nos exigen para darle valor a lo que hacemos o intentamos algunos, apenas llegarían al reparto de lo que fuera. Por si esto fuera poco, los poderosos medios de comunicación en Alemania, que son muy suyos como se sabe, pleitearon durante años contra Google para que los desagregaran de los agregadores de noticias junto con los de Bélgica, que es donde están las instituciones europeas, de lo que encima tenemos que sentirnos responsables las víctimas de su soberbia y desprecio soberanos. Me consta que esos medios y sobre todo la gente que protesta también en el interior de los estados todopoderosos, ahora están pleiteando para lo contrario, para que los agreguen pero si fuera por mí lo metería por la cola y que se busquen la vida, de la misma forma que procuro recordar mis errores y equivocaciones para no cometerlos, pues no tengo ningún poder sobre nadie ni tampoco quiero empoderarme, y menos de los desmanes que han cometido otros en su avaricia totalitaria.