eXp. @ACADEMIA15M

oreja de Judas #seTas otoño
los 5 avisos
bar free @OccupyInferno

Campanadas | canal Sur

¿empieza algo nuevo?

Supongo que está to muy estudiao y habrá grupos de expertos a patadas en universidades americanas, así como categorías en el rincón del vago sobre el turbio asunto de la influencia e importancia social, pero 1 de las lacras que han llevao al fracaso y abandono de los grupos y listas de distribución de correo electrónico temáticos, por ejemplo fotografías de naturaleza, que eran de los que más había, es que prohibían expresamente hablar de cualquier otro tema con la excusa de la política, y no tanto a los administradores y a los botarates que les seguían el juego, auténticos pelotas y lameculos virtuales como en la vida y los colegios que más parece que domestican en la obediencia que educan en responsabilidad, cuando abroncaban a alguien, pa lo que además creen haber nacido algunos o los ponen pa eso. Por si fuera poco, en España se confunde con frecuencia la política, la cosa pública, con el nacionalismo o localismo más rancio, que es otra tendencia política y de hecho sigue la dominante a escala local, comarcal, provincial, regional, nacional, etc., aunque creo que bastante hueca y desideologizada, sobre to delirante, pues na de lo que adoran se corresponde con la realidad o que apenas se trata de eso, vamos, que no se hable de lo que perturba al amo de mierda que sea cuando ya solo mencionarlo les molesta. Como ahora hay que hablar con imágenes, la nueva tendencia tramposa (se refieren a los gráficos o infografías muy parecidos a los anuncios de las marcas tal como se veían en las páginas de periódicos y revistas en papel, que es lo que han perdido, entre otras cosas porque cualquiera puede hacer fotos y vídeos, pero darles sentido u orientación con apoyo de textos y símbolos, sobre to lo 2º, sigue estando al alcance de pocos, pues 1 cosa es tener ideas y medios pa llevarlas a cabo, blog, programas informáticos, etc. y otra que funcionen, de forma que volvemos a estar ante el timo de la estampita: las cruces, gamada incluida, la gaviota sombría, el puño cerrao de los tacaños que ójala se envenenaran con las espinas de la rosa, billetes y monedas de curso legar, los sellos que eligen comité de expertos y que también han dao lugar a estafas pirámide casi peores que las financieras, pues a lo mejor había gente que los coleccionaba por gusto), recuerdo vivamente los momentos posteriores a los atentaos yihadistas del 11-M 2004 en Madrid, que quien más, quien menos, recibimos 1 sarta de insultos desabridos, sapos y culebras de parte las presuntas víctimas del terrorismo, vamos, en nombre del victimismo secular de los nacionalistas más gordos y zafios, y en el caso que digo falso doblemente, pues también era más falsa si cabe la autoría que se atribuía a los atentaos, pero de parte de administradores de foros y listas, algo que demostraba que realmente eran miembros de cuerpos de seguridad o de la tendencia política no se sabe si nacionalista o directamente fascista dominante, según la cual prácticamente los terroristas éramos los que hablábamos de política en el sentido que les perturbaba en sus sin embargo sólidas creencias en trapos de colores y amigos invisibles, hasta la medioambiental también llamada ecologista, algo insólito en grupos de temática naturalista, pero apenas bastaba no ser como ellos ni obedecerles a ciegas, pues pa cierta gentuza las relaciones sociales se reducen a obediencia y dominio, pa recibir otro de esos broncazos desabridos a los que son tan adictos los autoritarios que empinan el codo. A partir de ahí, y teniendo en cuenta lo difícil que era informarse sin intoxicarse, que lo sigue siendo, aunque parece que se van quedando ca día que pasa más solos esos carcas reaccionarios cortaos por el mismo rasero que se aparecen en las tertulias de plasma diciendo lo mismo de cualquier tema, entenderán que esos grupos de distribución de correo electrónico de carácter temático, precedente de las #iRedes #SocialMedia, pues era casi lo único que teníamos al alcance los #internautas pa tratar de informarnos de modo horizontal e intercambiar impresiones, y por supuesto que a tipos como a mí que me apetece hablar libremente, pues nos ha venido dios a ver con algunas #iRedes #SocialMedia, me refiero a las que no son de la CIA ni de la guardia civil española. Por tanto puedo asegurar que el 1º medio de comunicación realmente libre en el que cualquiera podía decir lo que le diera la gana fueron los blog, mucho más al menos que los foros y grupos de distribución de correo electrónico temáticos que siempre se los empoderaba 1 reaccionario de tipo político o religioso, y en ese sentido algo que siempre me cuesta mucho explicar a los que han llegao a Internet en las nuevas oleadas: el acto de compartir lo que decimos en las #iRedes #SocialMedia, sobre to los blogueros lo nuestro, forma parte del contenido de manera parecida a cuando hacíamos fotos de especies y las compartíamos en esos grupos. Yo al menos lo sentí así desde que a partir del 11-M 2004 abandoné la mayoría de esos grupos temáticos hasta que empezó la politización decidida que ahora pacecemos, pero que se jodan los carcas, a finales 2010 con el grupo español #NOlesvotes que además era 1 #comunica2 en 1 página web que ni siquiera se podía comentar, pa eso estaban las #iRedes #SocialMedia.

de entrada la cagada

Partiendo de la inexistencia, casi como gritar en el desierto, pues los blog iniciáticos tenían menos alcance incluso que los grupos de distribución de correo electrónico y los foros moderaos, de hecho se caricaturizan como si fueran diarios secretos de la adolescencia, y las #iRedes eran en inglés y a na que tenían éxito se convertían en algo parecido a los grupos de distribución de correo electrónico por suscripción, de hecho creo que se emplea el mismo código fuente y solo cambian los permisos de uso, hemos llegao a la situación contraria, en la que los santones y mesías de siempre y sus acólitos se imponen o lo intentan de manera tan desabrida como los antiguos administradores de foros y los que les hacían el juego, de forma que ahora solo se habla de política, sí, pero la que ellos quieren, pienso que la única superación o mejora ha sido en algunos sitios que hemos padecido tiranías espeluznantes. Con todas las trabas y cortapisas que se puedan imaginar, censura, #leymordaza, lo que quieran, cualquier situación que conocen los jóvenes que se incorporan a las #iRedes como algo natural, es mucho mejor que las que hemos padecido de manera continuada los que somos mayores, y es en ese sentido que soy optimista pese a lo difícil que es que nuestro grito se oiga, bueno, eso seguro que sí, o lo oiga alguien que lo reconozca. Solo soy 1 más, y estoy muy hecho a la ignorancia contumaz, o si alguien lo hace me ignore deliberadamente y gracias que no me da 1 patada, y se lo apunte como suyo los que solo hablan o vocean ellos y si no, no dejan hablar, pero he recordao 1 anécdota anterior al nuevo siglo que lo puede ilustrar. Puede que las anécdotas, citas, #refrán, etc. sean las ilustraciones de cuando imprimir otra cosa que no fuera a 1 tinta valía 1 ojo de la cara. Por si creen que soy manco y que me arrugo ante los fantoches estos que se imponen porque tienen muchos lameculos, he conocido los tiempo que el propio director del medio en el que trabajaba me consideraba mucho más influyente que él mismo y casi me tenían cerca pa tenerme controlao, y también me han encargao que escriba sobre ellos hasta mis enemigos. De hecho fue al preguntarle a 1 de esos por qué insistía en cortejarme, si sabía que me caía mal, y además como administrador o amo de otra asociación de las antiguas me combatía duramente, que me enteré por qué cosas que yo estimaba insignificantes, comentarios de bromas que se me escapaban de vez en cuando y levantaban tan tremendas polvaredas que me ladraba hasta #elperro del amo de turno, no eran debidas a la actitud rebelde y desobediente que se me ha atribuido, sino a algo mucho más jodido: resulta que a mí se me entiende lo que escribo y por tanto el problema no es que no quieren dejarme escribir, sino que apenas quieren que diga lo que quieren oir, vamos, que me convierta otro falócrata de mierda pero sin ninguna concesión como individuo, por ejemplo expresar libremente mi opinión sobre lo que me apetezca.