SELECT_-*-_ post


NO se quieren enterar

el CaRreTe nunca miente

Diligencias periciales con la circulación parada justo sobre la salida del pasadizo desmienten que el joven caminara sobre las vías en el momento del arrollamiento. Es probable que muchos sepan el tipo de joven de 21 años que camina cerca de las vías:
- Cada noche, en cada ciudad, miles de muchachos airaos, sin billete de vuelta, con las caras tapadas, atraviesan las afueras para maldecirlas, para dejar su firma, su tag; son los graffiteros en la reseña que del Pozo escribió sobre El francotirador paciente de Pérez-Reverte, por lo que mi 1º inspección sobre las 12 horas con la circulación restablecida, fue sobre 1 puente en los alrededores de Leganés en sentido Fuenlabrada por conocer que es donde más se estrecha el paso de las vías con los trenes en circulación por estar cerca de polígonos y viviendas a ambos lados. También donde más #graffiti hay dentro de la infraestructura ferroviaria. Al menos eso eso se desmiente solo: fue en la propia estación y andén en sentido Fuenlabrada que es además paso obligao de todos los viajeros, por lo que podría haber sido cualquier otra cosa menos esa. Por si esto fuera poco, en el día posterior paseando por los mismos sitios, la única novedad es que han vuelto aparecer botes de spray gastaos por los túneles y pasadizos, pero al inspeccionar las novedades lo único que ví han sido retoques sobre algunos murales, como si algunos escritores solo quisieran dar muestras de vida. Otra novedad respecto de cuando empecé a interesarme por el asunto de los artistas callejeros, ví en muchos otros viajes en coche y en tren las mismas etiquetas y firmas que me dan a pensar que la asociación del graffitero o grupo, crew en el argot, a 1 sitio en concreto es puramente caprichosa, como si pintaran en todos los sitios transitaos menos en el suyo, aunque esta apreciación solo se refiere a los que pintan cerca de las carreteras y las vías. Conservo 1 relato de la guerra entre los partidarios de Banksy y los de Robbo desde octubre 2011, de hecho lo guardaba entre las páginas del libro ya leído (no pienso contar el final ni más detalles detalles del contenido, pero creo que está pasando algo parecido a lo que ocurrió con V de Vendetta y como obtengo recompensa, relaciones sociales, conocimiento, 1 rato de charla, me siento obligao a recordar los datos de manera sucinta de la que probablemente sea la intrahistoria más intensa del #graffiti callejero concebido como intervención radical por la cara en espacios públicos y privaos y que se resume en que también dentro de ese mundo o submundo hay reglas, la principal como la de los #bomberos que pero sobre todo que no se pueden llevar estas cosas a mayores, por lo menos en Reino Unido se ha roto la barrera con 1 episodio muy desagradable: aunque la guerra ya entre bandas de simpatizantes cuyo escenario son las principales ciudades del mundo empezó a finales de los #años90 cuando Banksy dijo o fingió no conocer a Robbo cuando se lo presentaron en 1 fiesta y se liaron a puñetazos, fue el #2ab 2011 cuando lo encontraron inconsciente a los pies de la escalera de su propia casa, estuvo varios menes en coma de la que ha salido, pero ha perdido el habla y ni siquiera él puede explicar lo que pasó. Desconozco otros detalles que no sean la racha de éxitos que ha seguido Banksy ya convertido en 1 de los artistas más importantes de nuestro tiempo casi pasto de telediarios pero en cualquier caso la mía ya es otra historia, y lo que es mejor, aparecida o surgida a partir de 1 lectura para quienes dude que eso está superao o les de pereza. No sólo final abierto, es que ni siquiera sé como continuará. Pero la mayor diferencia es que mi relato empieza conociendo al graffitero Nelsohn mientras que las otras que digo consisten en su búsqueda. ví a 1 desconocido que no voy a describir, pero sí muy ortodoxo con lo que sospechaba, con 1 escalera de mano cerca de la zona 0 que se ve, apoyada la espalda y la escalera sobre la superficie en la que se desarrolla 1 auténtica guerra, no estaba pintando en ese momento, y me he atrevido a interrogarle, aunque ya cuando estaba cerca el olor a pintura fresca era más que evidente, vamos que si me hubiera dicho que no hubiera sido embarazoso. De todas formas le dije que ya llevaba varios días viendo la zona de su tag como algo vivo, en proceso, y entonces me ha reconocido y casi descifrao la suya en particular, todavía en proceso, pero sobre todo le hice saber que me había fijao en el detalle que para hacerla necesitaba 1 apoyo y por tanto y como solo pueden ser 2 en esa zona, casi le ha delatao la escalera. Pero ¿quién demonios soy yo para intervenir, aunque solo sea curiosear sobre lo que haga cualquier otro en la calle? Se trata del contagio o revelación, como dije antes, a partir de la lectura de #elfrancotiradorpaciente que también conoce, y que he continuao el tema hasta el punto atreverme a intervenir casi por seguridad. También hice de propagandista del concurso #yo_rayo de @Mala_Mag en Twitter e Instagram no sé si en otros #socialmedia que no conocía, y como era prolijo el asunto le hice hasta 1 demo, es por eso que incluyo las bases, pero es que además el entorno de este concurso estoy siendo el intervenido, quiero decir que apenas he aprovechao los tag y soy yo el contactao de muchos otros sitios inesperaos, por el que además del tema recomiendo practicarlo en la #webapp Instagram sin olvidar los otros tag. Según la definición de la fotógrafa especializada en retratos y excelente divulgadora de temas de imagen Giséle Freund, también hija de fotógrafo, el reportaje visual a partir de que algo parecido fue posible técnicamente, se define por 1 imagen central o angular, por ejemplo la del miliciano anarquista cayendo herido de muerte en los 1º meses de la guerra civil española, al fin la más conocida del que pasa por ser el mejor, Robert Capa, a partir de la cual giran el resto de elementos que la complementan y explican, donde también caben fechas, identificaciones, textos explicativos, otras imágenes parecidas, incluso el propio libro o publicación donde se recogen, secuelas que duran hasta el presente, pues todavía se discute que la imagen más famosa de la historia no sea 1 escenificación preparada de carácter propagandístico. Aunque no tengo claro cuál sería la imagen central, sí puedo asegurar que dispongo de 1 cámara digital cuyo extra es 1 objetivo más angular que los normales, del 35 mm que se considera aproximao a nuestro campo de visión a los 28 mm de los que abuso en tomas de reproducción de documentos, como afronto el asunto, y experiencia suficiente para saber que unos temas se prestan más al vídeo, que también he inteao o perpetrao, aunque hayan pasado tan desapercibidos que me da casi pudor reseñarlos, y otros a las fotos, donde sí reconozco como mías piezas aceptables, aunque no sé si es porque no hay otras, pero a partir de ahí lo demás de este que inicio me pilla por sorpresa, teniendo en cuenta que las únicas imágenes valiosas son las de lo que había debajo de lo que han pintado o escrito nuevo, por ejemplo esta misma noche. Como quiera que lo que yo he intentao con ahínco fue ser buen fotógrafo, anoto a mi favor que alguna vez me han dicho que escribo bien y al querer precisar el significado del elogio, más allá de menospreciar mis esfuerzos en otros sentido, me han dicho que a mí por lo menos se me entiende lo que escribo. La cultura propiamente, otra de esas palabras que significa mucho, sería el conjunto de conocimientos que nos trasmitimos generación tras generación, y con registros o pruebas grabaos en piedras deberíamos contar 5.500 años desde el presente. Es fácil que los mensajes que contienen conocimientos viajen, se transporten en soportes más o menos endebles, del futuro hacia el presente, pero no en sentido inverso. Los oráculos, premoniciones, incluso los mesías han sido casi moneda de cambio de nuestros antepasaos. Hasta se analizaba el vuelo de los pájaros, algo que conocido el carácter migratorio de algunas especies buscando la temperatura más apta, no era moco de pavo cuando no había satélites meteorológicos ni telediarios, apenas pequeños avisos y recuerdos de cuando tocaba sembrar o empezar a recolectar la cosecha. Pero donde se espera cierta continuidad aún dentro de los ciclos en que se regenera la naturaleza y la convivencia, a veces la vida nos da vuelcos y revolcones, no tanto el cambio climático como el ciclo histórico, siempre respecto de lo que se esperaba. Acabo descubrir recientemente que soy o más exacto decir que he sido alérgico al concepto de entretenimiento, incluso pasatiempos, como sería ver jugar a otros y que eso me emocione ni mucho menos lo entretega. Lo nuevo es que yo también tengo otras cosas, pero quizá mejor que he descubierto gente como yo, no solo individuos, también círculos, grupos, club más o menos nutridos, pues eso siempre me importó poco o menos entre la emoción del descubrimiento. Pero es que encima se renueva, o no sé si decir redobla, incluso intensifica, que es lo que me ocuPa últimamente. Así por ejemplo, no soy adicto a la información, que es a lo que remite la informática que practico de manera continuada desde 1988, sino que soy alérgico a lo otro y apenas he buscao cosas que como mínimo me mantengan entretenido y de vez en cuando me den 1 alegría en forma de emoción. La novedad es que ahora eso que hago interesa a los que antes se entretenían en esas cosas que nunca me interesaron. Revelar es limpiar, quitar o levantar las sustancias gelatinosas literalmente pegás al soporte normalmente plástico, últimamente tan complejo como elojo de 1 abeja, Apis mellifica, aunque a diferencia casi siempre plano pos enalgunas cámaras sha arqueao en correspondencia al arqueamiento de la punta exterior de la lente biconvexa poniendo de paso más difícil si cabe la imagen desenfocá que no se sabe cómo todavía se consigue hacer que por las fotos oscuras y las movidas ni sha intentao corregir ni sintentará en tiempos. Lo dijo Joan Fontcuberta:
- Los avances de la imagen se conseguirán en el corto espacio que va de la punta de la lente biconvexa al plano focal en el que se proyectan las ondas electrómagnéticas qentran por el diafragma en la cámara oscura, por tanto hacer varias mediciones de las luces y las sombras con el fotómetro de las cámaras antes de las tomas y hacer las pruebas necesarias antes de dar por buenas las copias resultantes es la única garantía fiable para no perder el tiempo y dañar su autoestima. Todas las acciones necesarias para la obtención de fotografías las puede ejecutar una persona. Los materiales sensibles a la luz, tanto los transparentes como los opacos, se deben manipular en completa oscuridad en unos casos y en penumbra en otros. En un cuarto situado en la zona más sombría de la casa que se pueda oscurecer por completo y no necesariamente de grandes dimensiones se puede instalar un laboratorio fotográfico. La posibilidad de ventilarlo fácilmente, una toma de agua y un desagüe elevan las prestaciones del cuarto oscuro al gusto del fotógrafo más exigente. En los laboratorios fotográficos deben separarse las zonas secas de las húmedas. En la zona seca, necesariamente cerca de la toma de electricidad, se ubican la ampliadora, los papeles sensibles debidamente protegidos y diversos accesorios. En la zona húmeda, cerca de la toma de agua y del desagüe, deben situarse el tanque de revelado, los productos químicos necesarios para efectuar los procesos, probetas para hacer las mezclas, un termómetro, un reloj, pinzas, cubetas y otros elementos. Es preciso advertir que en ningún caso se deben reutilizar los envases de productos comestibles y bebibles para almacenar productos tóxicos que puedan inducir a confusión; los químicos que se emplean en el revelado y positivado de fotografías son tóxicos. En tono menor es necesario advertir también que los fotógrafos deben prestar atención y cuidado en no mezclar los elementos de la zona húmeda con los de la zona seca ni "transportar" humedad en las manos y en la ropa. Los materiales no velados o ya velados deben tocarse únicamente por el reverso de las emulsiones. En previsión de las dificultades que pueden presentarse en su manipulación es recomendable tener las manos, incluso enguantadas, limpias y secas. Una vez secadas las emulsiones debe evitarse que entren en contacto con la humedad, especialmente si se trata de los agentes químicos que se utilizan en los procesos húmedos. La suciedad, especialmente la "microsuciedad" (motas de polvo, gotas de agentes químicos, pelos, huellas, etc.) son el peor enemigo de los fotógrafos. La ejecución límpia de los procesos fotográficos es una virtud que con el tiempo degenera en necesidad e incluso en obsesión razonable. El objetivo del fotógrafo en el laboratorio no debe ser limpiar los residuos, sino intentar poner fin a su producción desde el primer momento. Una gota de cualquier químico de los que se utilizan en los procesos húmedos, una vez seca puede cristalizar en una mancha imborrable capaz de arruinar cualquier resultado. No sólo pueden sufrir daños las emusiones, tambien la piel, los ojos, que no deben frotarse nunca, ni aún en caso de perplejidad o deslumbramiento emotivo al ver aparecer la imagen sumergida en los químicos, y también la ropa. Las emulsiones transparentes y opacas se "velan" cuando la luz incide sobre su superficie sensibilizada y produce un cambio químico en la misma. Mediante un proceso posterior fácilmente realizable, estas imágenes latentes se "revelan" en un baño húmedo para obtener imágenes positivas o negativas. Aunque se siguen los mismos pasos, son procesos diferenciados. En los envoltorios de las emulsiones sensibles y de los agentes químicos para revelarlas aparecen instrucciones que los fotógrafos deben respetar en los tiempos mínimos recomendados. Con experiencia y buena maña, la mayoría de los entendidos recomiendan sobrerrevelar o revelar un poquito de más -medio minuto añadido ó 4 agitaciones en vez de 3- las películas negativas, pero sin pasarse. Los sastres saben que una manga larga da menos problemas que una manga corta. De hecho, las zonas totalmente transparentes de los negativos se pueden dar por perdidas. Con las copias positivas ocurre lo contrario: una vez secas y endurecidas las emulsiones se oscurecen. En una entrevista publicada en la revista "Darkroom Photography" en 1989 el fotógrafo Ralph Gibson, que había impartido un curso en el laboratorio de Ansel Adams, reveló que el creador del sistema de zonas tenía un horno deshidratador para secar rápidamente las tiras de prueba y ver los resultados finales de la exposición en las copias. Sin medios tan sofisticados como los de Adams, los fotógrafos que conocen este oscurecimiento reducen el tiempo de exposición obtenido en la tira de prueba en torno a un 10 % de tiempo total. Algunos fotógrafos llegan incluso al 20 % en la reducción. La agitación y la temperatura influyen decisivamente en los procesos húmedos fotográficos. Cuando no se tienen experiencias anteriores con los químicos que se emplean es conveniente agitar por inversión 3 veces cada 30 segundos en los tiempos de revelado cortos, hasta de 9 minutos, y 3 veces cada 60 segundos en los tiempos largos, de más de 10 minutos. Aunque es preferible hacer las mezclas o "diluciones" de los químicos concentrados con agua caliente, pues se disuelven mejor, la temperatura de los diferentes agentes químicos que intervienen en los procesos húmedos deben mantenerse estables en todos los químicos. Los cambios bruscos de temperatura durante el proceso húmedo pueden reticular o trocear las emulsiones sensibles. Los procesos húmedos deben ser continuados hasta completarlos. Nunca se vuelve atrás en un proceso que normalmente incluye un baño revelador, uno de paro que detiene radicalmente el efecto del revelador (el baño de paro se puede hacer sólo con agua y en plan casero con unas gotas de vinagre) y un baño fijador que elimina los granos no "velados" ni "revelados" y endurece las emulsiones. Hasta aquí llega la parte más delicada de un proceso continuado en el que no debe haber descansos o paradas intermedias para hablar por teléfono o abrir la puerta, aunque algunos de estos accidentes han derivado en verdaderos descubrimientos. El proceso se completa lavando las emulsiones con agua corriente durante unos 20 minutos aproximadamente. Se puede reducir el tiempo de lavado con un baño eliminador de restos químicos. Antes de poner a secar las emulsiones se suele emplear un tratamiento con humectador, un detergente químico que hace que las emulsiones sequen uniformemente sin dejar residuos. En fotografía se habla de contraste cuando se hace referencia a la relación entre las zonas claras y las zonas oscuras que componen las escenas. Aunque el ojo humano las percible homogeneizadas y tiene un gran poder de penetración en las zonas muy claras y muy oscuras después de unos instantes de adaptación, las emulsiones sensibles a la luz, tanto las transparentes como las opacas, captan los contrates de luces reales de las escenas y se "especializan" en las zonas de luces intermedias, en los grises en blanco y negro. para hacer correcciones (un negativo contrastado mas un papel suave igual a una copia normal y viceversa) y porque sobre gustos no hay nada escrito, los papeles se "gradúan" del 1 al 5 según su contraste: un papel del 1 es "suave" porque da muchos grises intermedios y uno del 5 es "duro" porque da muchos claroscuros y apenas grises. Cuando los fotógrafos "normalizan" el proceso de revelado de los negativos y utilizan la misma película y el mismo proceso eligen un papel de un grado, el que sea, y con ese papel lo hacen todo. Aunque funciona como un proyector de luz en vez de como un receptor, una ampliadora tiene los mismos mecanismos que las cámaras fotográficas, fundamentalmente los conocidos anillos de enfoque y diafragmas mas un obturador, en este caso un pequeño cronómetro, aunque también se pueden hacer fotos con un reloj de pulsera y el interruptor de la luz. Aunque para enfocar es preferible mantener el diafragma abierto a tope (1:2.8 ó 1:3.5), para las tiras de pruebas y las copias es preferible cerrarlo un par de pasos (1:5.6 ó 1:8). Teniendo en cuenta que los papeles tienen un indice de sensibilidad de 4 ISO, los tiempos de obturación, normalmente de varios segundos, deben hallarse realizando "tiras de prueba" con un trocito del mismo papel sensible en el que se proyecta hacer la copia. Las tiras de prueba deben colocarse en la zona de luces más variopinta de la imagen negativa proyectada por la ampliadora, en la zona más significativa (en la cara si se trata de un retrato) o, si se desea llevar el sistema de zonas hasta sus últimas consecuencias, en la zona clara de la proyección que el fotógrafo quiere que salga con detalle en la copia, la zona oscura en la que ha medido la luz en el momento de la toma. Aunque se suelen hacer escalas de tiempos sumadas (3, 6, 9, 12, 15...) lo propiamente fotográfico es doblar los tiempos de exposición, igual que con la cámara (lo correcto es 3, 6, 12, 24, 48...), pues de ese modo la separación entre 2 bandas consecutivas es de 1 paso de diafragma y además se consigue un tiempo de exposición claro y uno oscuro para compararlos con el correcto. Teniendo en cuenta que habría que esperar mucho tiempo para ver las superficies secas y endurecidas y por tanto su grado de oscurecimiento, salvo que se disponga de un horno deshidratador para estos menesteres, lo recomendable es reducir un 10 % el tiempo de exposición total en el momento de realizar la copia. Si se hace una reserva o tapado de luces en alguna zona de la foto en el momento de ampliar las fotos conviene ejecutarla tapando a mitad de distancia de la ampliadora y del papel y mover contínuamente la mano o la silueta opaca con la que se realiza la reserva, naturalmente sólo en el caso de que el fotógrafo pretenda que el tapado pase desapercibido. Los fotógrafos no deben conformarse con presentar resultados incompletos. Las fotos deben presentarse acabadas, aunque sin pasarse. Una representación vaga de lo que podría haber sido un resultado final prometedor sólo aporta inconvenientes y pérdida de confianza al fotógrafo. Aunque la moda del momento sea otra, siempre es preferible deslumbrar por el ingenio fotográfico que por los cuantiosos gastos en papelería, enmarcado o impresión. Personalizar los resultados llenando de subjetividades y toques personales una técnica tan antigua y llena de mecanismos como la fotografía es la única justificación para mantener activo un laboratorio.

Instagram

Paráfrasis

Explicación o interpretación amplificativa
de 1 texto para ilustrarlo o hacerlo más claro o inteligible.
Traducción en verso en la cual se imita el original, sin verterlo con escrupulosa exactitud.
Frase que imitando en su estructura otra conocida, se formula con palabras diferentes.

Maduro cierra el pico al pajarito
Leyenda urbana del Taxi #15m
Polisíndeton
(del latín polysindeton y este del griego polisindeton)
masculino. Retórica. Figura que consisten en emplear repetidamente las conjunciones
para dar fuerza o energía a la expresión de los conceptos.

cajas negras: del problema al síntoma
Advertencia: nunca se deben utilizar los envases de cosmestibles para almacenar tóxicos que puedan inducir a confusión, los productos que se emplean en el revelado y positivado de fotografías son con frecuencia tóxicos.
Ballestero Pernil
interventor del Estado
agredido de madrugada en agosto 2013, en plenas fiestas de Leganés, solo es otro de los 5 que han tratao de inspeccionar las cuentas y gestión de Jesús Gómez, alcalde del PP desde las últimas elecciones. Por la intervención de 1 de estos 5, que elevó el pertinente escrito después de avisar por 5 veces que no se podían pagar los sueldo de sus asesores en el régimen o partida de los funcionarios, y que además no había fondos, pues son sueldos suntuarios, además de superar el cupo asignao, se está siguiendo el caso conocido como nóminas en 1 juzgao de la localidad.

Lucía Mora
1 de los 5 interventores de Leganés que declararon en el caso nóminas por el nombramiento irregular de 4 directores generales de Jesús Gómez, antiguo alcalde del PP en Leganés, que desempeñaba las mismas funciones en el ayuntamiento de Torrejón de Ardóz fue 1 de las detenidas en la operación Térmyca, otra trama de corrupción municipal investigada por la Guardia Civil a partir de julio 2016.

#cosasquevanjuntas | dicotomías

fiebre del sábado noche

asesino invisible | #esdepobres

Marvin Harris, Toras, cerdos, guerras y brujas: enigmas de la cultura, traducción de Cows, Pigs, War & Witches: Riddles of Culture, 1974, varias ediciones de Alianza desde 1980.
Soledad Puértolas, Recuerdos de otra persona, ed. Anagrama, Barcelona, 1996.