Instagram

Gomaespuma Corazones de Oros

Los periodistas Guillermo Fesser y Juan Luis Cano montaron esa especie de cosa que responde al nombre de Gomaespuma en Antena 3 radio en 1982, aunque ya habían mantenido sus coincidencias y encuentros trabajando codo con codo durante 2 años en la Cadena Ser y anteriormente en las clases y como se puede leer en una pintada conmemorativa, en el bar de la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense de Madrid, un lugar en el que muchos aspirantes a periodistas siguen buscando la prolífica fuente de inspiración de los grandes comunicadores, fuente que muchos sitúan detrás de la barra, justo debajo del grifo de la cerveza. Los Gomaespuma han superado ampliamente sus Bodas de Plata profesionales realizando un programa diario en M80 radio de 7 a 10 de la mañana, programa del que se ofrece una secuela nocturna a partir de la medianoche para los que se lo hayan perdido al alba y para los repetidores. En 1986 fundaron Gomaespuma Producciones y también han publicado los libros Familia no hay más que una y al perro lo encontramos en la calle (en estos momentos agotado en las librerías), Grandes disgustos de la Historia de España: ¡Pa habernos matao! (8 ediciones) y ¡Quién me mandaría meterme en obras!, editados por Temas de Hoy, igual que Cándida, memorias de una asistenta: Cuando Dios aprieta, ahoga pero bien, novela escrita en solitario por Guillermo Fesser, que ya ha superado las 14 ediciones desde su aparición en 1999. La productora multimedia de Juan Luis y Guillermo también es conocida por sus anuncios publicitarios, especialmente los institucionales en las diversas campañas higiénicas y sanitarias para el uso del preservativo y contra el SIDA, campañas sucesivas en las que los Gomaespuma han perfilado un estilo publicitario tan impactante como insustituible, además de evitar, tanto a las instituciones como a otros posibles anunciantes el marronazo de anunciar preservativos. Por todo ello tienen en sus vitrinas los premios Ondas, Ampe, El Papagayo y Antena de Oro, pero el mejor premio de los Gomaespuma siguen siendo sus oyentes, unos forofos que aún amodorraos por el madrugón que se acaban de pegar mueven la aguja del dial de la radio hasta encontrar sus voces inconfundibles cuando todavía están poniendo las calles de las ciudades. Hay que reconocer que mucha más gente de la necesaria madruga por culpa de los Gomaespuma y su magnífico equipo de colaboradores (Curra Fernández, el psicofonista Blanco, el naturalista Plágaro y el impecable equipo de realización técnica) pero ¿qué sería de mucha gente en los atascos de tráfico mañaneros con los Gomaespuma en otra franja horaria?. No quiere decir esto que la gente madrugue voluntariamente, limpie el hielo de los cristales del coche y se meta en el primer atasco de tráfico que encuentre (no es difícil) para escuchar a los Gomaespuma, pero alguno habrá.

Pregunta: Además de ser una pareja de hecho desde hace mucho tiempo, en este momento soy testigo de que incluso tienen los 2 el mismo modelo de agenda: ¿hasta qué punto sincronizan su existencia y desde hace cuánto tiempo?.
Juan Luis Cano (J): Está clarísimo que tenemos la misma agenda porque nos la regalan, pero en los gustos personales Guillermo tiene los suyos y yo los míos. Coincidimos en lo básico que tenemos que coincidir para trabajar juntos...
Guillermo Fesser (G): Que es en la talla de los pantalones.
J: ¡Ya te gustaría tener la misma talla de pantalones que yo!.
G: Del uniforme sí, pero si me pongo yo tus pantalones es porque voy a ir de pesca.
P: Según cuenta la leyenda y una pintada al parecer tan imborrable como las caras de Bélmez, ustedes empezaron en el bar de la Facultad de Ciencias de la Información.
J: Empezamos en las clases y luego se prolongaba en el bar.
P: ¿Iban ustedes a clase?.
J y G: ¡Claro que íbamos a clase!.
G: No a todas, sólo a las que nos interesaban, pues había algunas en las que el profesor sabía menos que los alumnos, que ya es difícil, pero había otras en las que el profesor sabía mucho. Recordamos por ejemplo las de García Fajardo, que nadie se las quería perder...
J: Y las de Seco Serrano de Historia.
G: La Facultad de Periodismo tiene una fama lamentable ganada a pulso por la propia Facultad, pues ha habido mucha gente lamentable dando clase, pero en todos los sitios hay gente buena y hemos tenido algunos profesores muy brillantes.
¡Cuidado con los regalos de San Valentín!: ¡Con los libros de Gomaespuma se liga!
P: Les tengo que hacer preguntas sobre el libro Grandes disgustos de la Historia de España: ¡Pa habernos matao! porque el que quería leer para la entrevista, Familia no hay más que una y al perro lo encontramos en la calle, estaba agotado en las librerías.
G: Te lo regalamos nosotros. Tenemos aquí un alijo.
P: No es por eso, es porque yendo por ahí con el libro ¡he descubierto que se liga!.
G y J: ¿¡Se liga¡?.
P: Tengo registrados 2 casos, los 2 memorables: uno con la compañera más guapa de las clases de inglés que estoy tomando y otro con una guapísima dependienta de un negocio familiar que hasta que me vio con el libro ni me había mirado, igual que en el otro caso. ¿Es este fenómeno extraordinario el que explica el éxito de los libros de Gomaespuma y que se agoten en las librerías?.
J: Eso pasa porque los seguidores de Gomaespuma no sólo oyen o leen lo que hacemos porque es un producto comercial que está ahí, sino que también sienten una identificación con nuestra manera de ver la vida. Esa es la clave.
P: ¿Han hecho alguna vez fiestas de convivencia o de cualquier otro tipo entre sus seguidores?.
G: Nunca lo hemos provocado, pero sí nos llama la atención el que esto exista, igual que existe con la Pantoja: tenemos grupos de fans que no están organizados ni tienen una dirección de correo fija, pero la última prueba que tenemos es que en la realización de un programa de televisión a beneficio de los niños que hicimos con Miliki y con otros muchos se produjeron llamadas telefónicas entre los oyentes nuestros, pues el tema no estaba muy anunciado, y al final había como centrales telefónicas donde incluso daban un teléfono de ayuda para contactar con el programa. Lo que hacemos puede gustar o no gustar, pero al que le gusta, le gusta mucho.
P: ¿Por qué los seguidores y especialmente las seguidoras de Gomaespuma tienden a exteriorizar sus sentimientos y a nada que pueden ya están hablando de ustedes y haciéndoles propaganda gratuita?.
G: Esas cosas no las sabemos porque hacemos el programa de radio y luego nos vamos con nuestras familias. No pulsamos las opiniones de los oyentes ni nada por el estilo. Me imagino que una de las cosas buenas que tiene Gomaespuma es que es un programa optimista, no sé si decir positivo, pero sí optimista: somos conscientes de las cosas que ocurren, unas para reir, otras para llorar y otras que nos callamos porque no las conocemos suficientemente, pero somos optimistas en los resultados finales. Ese optimismo transmite buen rollo y por tanto no hay nada de qué avergonzarse.
J: Gomaespuma es una manera de ver la vida positiva, lo que crea un vínculo y se exterioriza sin que haya manera de evitarlo. Puede ocurrir lo mismo con la gente a la que les gustan los Beatles. En cambio, si te gusta el masoquismo y que te pincen las tetas con los cables de la batería del coche no lo exteriorizas tanto.
G: ¡Atención, se me ha ocurrido otra respuesta para esta pregunta!: la clave de Gomaespuma es su amplitud, pues no sólo incluye un programa de radio, sino también unos gustos determinados por el cine, por la música y por otra serie de cosas que hacemos y que a lo largo del tiempo pueden salir en muchas conversaciones normales sobre todo tipo de temas: libros, ONG's, nuevos cantautores, programas de televisión, tipos de cine y películas concretas, radio y un amplio abanico de posibilidades que pueden salir en las conversaciones normales de la gente.
P: Ustedes han canalizado las simpatías de sus seguidores en ayudas directas que nos gustaría que recordaran.
G: ¡Un beso a los oyentes!. ¡Gracias a ellos tenemos la suerte de viajar gratis, lo cual es muy triste pero muy bueno!. La cooperación es un grandísimo egoismo: lo hacemos porque disfrutamos ayudando a la gente, aunque claro, es mejor disfrutar ayudando a la gente que tirando piedras a los coches, aunque cada uno disfruta como quiere. Todo esto surgió de una casualidad muy casual: resulta que nuestro primer viaje lo hicimos a Bosnia recién terminada la guerra... ¿No hicimos primero lo de Bosnia?.
J: Primero fue lo de Cuba.
G: Sí, pero lo de Cuba era una campaña que se organizó en M80 radio y nosotros nos apuntamos.
J: Pero fue la primera vez que nosotros junto con toda la emisora pedimos a los oyentes juguetes para Cuba.
G: Creo que fue primero lo de Bosnia, pero bueno, da igual. Lo de Cuba partió de M80 radio y al final fuimos nosotros los que lo canalizamos y lo presentamos.
J: Nosotros nos apuntamos al carro.
G: Y encantados de la vida y espectacular el resultado y todo muy bien, pero la idea de que Gomaespuma se hiciera solidario fue porque nos fuimos a Bosnia recién terminada la guerra para ver cómo estaba la situación y a los militares españoles que andaban por allí y de los que no se hablaba apenas. Nos fuimos con el estereotipo de "serbios malos y bosnios y croatas buenos y arrasaos", pero nos dimos cuenta de que los que peor están son los serbios, pues son los perdedores de la guerra y además tienen un marketing malísimo. Había en concreto un hospital en el que como no tenían leche, los niños se estaban muriendo. Fue eso lo que nos tocó e hicimos una campaña para pedir leche maternizada para este hospital serbio en plena campaña internacional contra los serbios, lo que creemos que a la gente le da igual, pues son seres humanos que están sufriendo. Los oyentes respondieron muy bien y reunimos más de 7 toneladas de leche maternizada, llenamos algunos aviones y lo llevamos. Esa fue la primera vez que nos dimos cuenta de que además de irnos a un sitio a informar, podíamos llevar algo de paso, lo que no iba a solucionar la vida a nadie, como los Reyes Magos, que no solucionan la vida de nadie, pero ese balón que te dejan cuando tienes 5 años es una alegría que recuerdas para siempre. De otra manera si intentamos que el mundo evolucione, contando cosas en nuestro programa, intentando eructar o haciendo cosas paralelas, como el Festival de Cine Indio que hemos hecho ahora...
J: Eso son los Reyes Magos, pero no olvidamos que la labor que tenemos que hacer los que trabajamos en los medios de comunicación es contar esa realidad y que la gente sepa lo que pasa. Sobre los hechos concretos, además de lo de Cuba, Bosnia y el Festival de Cine Indio, hemos llevado gafas a Mauritania para la gente del disierto, material escolar al Sáhara y alimentos a Santo Domingo cuando lo del Micht.
G: Nos dejó Iberia un jumbo con la condición de que lo cargáramos y descargáramos nosotros.
J: Que no éramos más de 20.
P: ¿Por qué prohíben en su programa de radio, tanto a los invitados como a los colaboradores habituales, que cuenten sus propios chistes y gracias?.
G: No somos conscientes de eso, pero puede que tengas razón.
J: Eso es una broma más.
G: Cuando se crece el invitado y se hace el gracioso, a lo mejor le damos un corte, pero como una broma más.
P: En un programa de los últimos han dicho que iban a ofrecer a La Farola las memorias de una famosa para publicarlas.
G: Sí, las memorias de Marta Miller, ex del Duque de Cádiz.
P: Les respondo yo: en La Farola los temas de lujo son como el boxeo para El País, sólo se publican las noticias negativas. Y ya que estamos con el tema: ¿qué es lo que tienen que decir en este momento y habitualmente dicen en su programa sobre las entrevistas y los entrevistadores de La Farola?.
G: Una de las virtudes que cultivamos con más interés en Gomaespuma es la humildad, aunque no hay que confundir la humildad con la inconsciencia. Nosotros tenemos un programa que llega a mucha gente diariamente y las cosas que decirmos pueden hacer mucho daño o mucho beneficio o no aportar nada, pero de ahí a pensar que somos muy importantes hay un abismo. No somos más importantes que la gente que nos oye ni que el Rey, el Papa o la señora que vende pipas en la esquina. En ese sentido es muy importante hacer siempre curas de autoestima y curas de humildad: cuando te crees que estás arriba porque has entrevistado a Aznar, pues te das una colleja a tí mismo y te quedas tan tranquilo. Pero hay una serie de puntos comunes en España, en la categoría de los apenaos...
P: También Gomaespuma suena a colchón de pobres.
G: Efectivamente, y las tiendas de todo a 100...
J: ¿Por qué aparece La Farola en el programa de Gomaespuma muchas veces?: Pues aparece exáctamente igual que otras muchas cosas que se van incorporando a la vida. Gomaespuma es un programa cotidiano que se alimenta de lo que pasa en la calle, que nosotros también vivimos, que nos gusta y que es nuestra fuente de inspiración. La Farola se ha incorporado a la calle desde hace mucho tiempo y como se ha incorporado a la calle, pues también aparece en el programa de Gomaespuma.

G: Y porque nuestra filosofía es ser La Farola de la radio: nos parecemos más a La Farola que al ABC o al País dominical.
P: Me está pisando otra pregunta que traía preparada: realmente las farolas y los colchones de Gomaespuma tienen alguna relación, aunque sea extraña, ¿o no?.
G: Yo leo La Farola. La pillo siempre en el mismo semáforo. En el programa, de hecho, hemos utilizado La Farola alguna vez, tanto por algunos artículos y temas que no se ven en ningún otro sitio como por su manera de pensar, con la que podemos estar de acuerdo o no, pero ahí está. A La Farola, igual que a Gomaespuma no nos van a considerar nunca un medio de comunicación serio y no nos van a invitar a cenar con Aznar, Luis del Olmo, Iñaki Gabilondo y todos esos. Somos marginales, pero estamos encantados.
P: He comprobado que ustedes no exigen en las entrevistas que se hable de su último libro, pero aún así traía unas preguntas preparadas sobre el que he leído, "Grandes disgustos de la Historia de España: ¡pa habernos matao!" y si me lo permiten, ya que lo he leído entero...
J: ¿Te ha gustado?.
P: Sí, claro, aunque me parece que faltan algunos disgustos: el desastre de Annual, los últimos de Filipinas y todo el 98 y alguno más, pero especialmente uno del que hablan como de pasada. Al hablar del Rey Amadeo de Saboya dicen que una de las medidas que quería tomar este Rey y que motivó que lo expulsaran al poco tiempo de llegar es que quería suprimir la esclavitud en las colonias españolas, concretamente en Cuba. Pensaba que en España nunca había habido esclavitud, aunque he estudiado en centros públicos. ¿Hasta qué punto no sería recomendable y sano ponerlo como libro de texto obligatorio?.
J: Solo voy a decir una cosa verídica y de hecho puedo dar el teléfono del personaje que es protagonista de esta historia: un amigo nuestro que se llama David aprobó el examente de historia, concretamente sobre el tema de la Armada Invencible estudiándose la asignatura por este libro.
P: ¿A qué nivel de estudios? (aún a riesgo de que me reprenda Don Fernando Lázaro Carreter, que fue mi profesor en tiempos).
J: Universitario, de Filología, y es absolutamente cierto.
G: A nosotros nos gusta la historia, hemos leído, hemos estudiado y lo hemos contado de una manera desenfadada, como decía Martirio, "arreglao, pero informal".
P: Incluso han contado con ayuda del Centro de Investigación Histórica de Gomaespuma. ¿Esto es como el Cesid?.
G: Eso somos nosotros por la noche leyendo en casa lo que podemos, fascículos de Historia 16, algún libro de la biblioteca y preguntando a gente. Luego lo compendias y lo cuentas de manera amena, como se lo contarías a tu hijo.
P: Este centro concretamente es el descubridor del Efecto Robin Hood Interminable asociado a la guerra civil. ¿Pueden explicar este extraño efecto?.
G y J: Eso es lo de los ricos y los pobres: si Robin Hood se lo roba a los ricos para dárselo a los pobres, los pobres se hacen ricos y entonces Robin Hood vuelve a robarlos para dárselo a los pobres y así eternamente.
G: Había un chiste del Perich que no tenía ninguna gracia, pero que para mí era magistral y decía: "el gran problema de los pobres no es que quieran ser ricos, sino que quieren que los ricos dejen de serlo" o algo así. El problema no es que todos queramos ser iguales, sino que los de abajo quieren ponerse arriba. Es como si yo quiero ser Edy Murphy y quiero vivir en su casa. En ese caso el único problema es Edy Murphy. Muchas veces el apenao tampoco es buena persona. Por ser apenao o por ser pobre, igual que por ser rico, no tienes que ser necesariamente buena persona. Lo que hay que hacer es educar a la gente de arriba y de abajo para tratar de igualar las cosas, pero no quitar a unos para poner a otros.
J: La filosofía de nuestros libros es la misma que la del programa de radio: contamos las cosas tal y como nos gustaría que nos las hubieran contado a nosotros. Si me leo cualquier capítulo de este libro de historia, porque es un libro de historia, me entero de todo de manera mucho más amena y divertida que si me tengo que leer el tocho que me han mandado en el cole.
G: O el que nos tuvimos que leer para escribirlo: anda, dilo también.
P: Un tipo de personaje que se repite mucho es el "listo".
J: Sí es verdad que hay mucho "listo" en la Historia de España que luego han sido unos tontos la mayoría.
G: Mas que "listo", que para nosotros es una terminología antigua, porque este libro ya tiene unos años...
P: Me parece que lo sacaron con motivo del 92.
G: Pues estos listos ahora serían los enteraos: el gran problema de este país son los enteraos, que no son inteligentes, pero que están enteraos y son peligrosísimos porque desvirtúan la historia en cualquier momento.
P: La última pregunta, que la tengo muy preparada: imagínense que con motivo de las Elecciones, como está todo muy agitado se decide tranquilizar al personal por decreto tomando entre otras medidas la de disolver las parejas de humoristas...
G: Lo primero es que Juan Luis y yo no nos consideramos humoristas.
J: Nosotros no nos consideramos humoristas y ahí nos salvaríamos de la quema.
G: Somos periodistas que decimos las cosas como se nos vienen a la cabeza y por eso la gente dice que somos humoristas, pero tampoco me importa que la gente piense que somos humoristas, lo importarte es tener salud... Bueno, vale, somos una pareja, lo digo para no regañarte y volver al tema: si nos separáramos ahora no nos pasaría nada porque hemos creado una manera de hacer las cosas...
J: Una marca.
G: Los libros puede que sean una chapuza, pero hemos creado un estilo de radio que aunque no estemos juntos e incluso con otra gente que venga detrás de nosotros, hemos abierto una puerta radiofónica, una manera distendida de poder hablar de cosas serias sin ponernos de rodillas delante de nadie y tampoco insultar a nadie y sobre todo pensando que estamos aquí para poco tiempo y que hay que pasarlo bien, pues todo eso, se llame Gomaespuma o corchopan o telechepa dará igual, es lo que queda. En ese caso haríamos lo que hizo Walt Disney sin Walt Disney: seguir existiendo.
P: Queda la segunda parte: ya han pasado las Elecciones, han soltado a los locos de los manicomios y el país se ha tranquilizado, es decir, la medida ha dado resultado, por lo que permiten que vuelva a haber parejas de periodistas con sentido del humor, pero no los mismos de antes...
G: Ya sé cómo acaba: ¡Juan Luis se equivoca y se une con Coll!, ¿no es eso?.
P: Bueno, sí.
J: ¡Yo me uniría con Leticia Casta o Laetitia Casta!.
G: Yo me jubilaría aprovechando el maremagnun éste porque tampoco quiero estar todo el día reunido como Geyper, el de los juegos. Me retiraría dignamente.
Que es lo que hace este entrevistador no sin dar las gracias a los Gomaespuma y a todo su equipo de realización en M80 radio por el excelente trato recibido para realizar esta entrevista.
14 de febrero de 2001