eXp. @ACADEMIA15M
Previsualizar Visitar

oreja de Judas #seTas otoño
Previsualizar Visitar

los 5 avisos
Previsualizar Visitar

bar free @OccupyInferno
Previsualizar Visitar

Rabo de nube

Que se sepa, las páginas y sitios web hechas en algo parecido a AJAX, Asynchronous JavaScript XML, técnica de programación que maneja con 1 conjunto de lenguajes principales las bases datos relacionales desde las que salen y se disponen en los navegadores los archivos y objetos, sigue siendo lo más seguro que se conoce, Gmail y flickr son algunas web que renuevan en ca solicitud del navegador solo los elementos que se han actualizao desde la visita anterior y de manera todavía no percibida le dan valor a ése gesto o acto de actualizar la información. Desde fechas recientes también parece ser lo único que funciona. Tal como se hacen las páginas web son algo parecido a los anuncios que se pasan por Tv 1 y otra vez y creo que así se ven por parte de los visitantes a los que merece la atención. Como también he probao YouTube pienso que es más práctico buscar las grabaciones más impactantes entre las mías y luego ir rellenando poco a poco la información que andar montando películas puesto que así se va a ver los pocos segundos que se lo merezcan, aunque no se aprecie todavía la ventaja de que también se queda ahí pa cuando se vuelva a solicitar y además se pueden introducir mejoras. Es como seguir el hilillo o rastro que va dejando, algo que aunque parezca poco a los acostumbraos a otras técnicas, de momento puede tener recorrido y lo suyo no. Cualquier persona que no tenga na en particular que ocultar, ni malas intenciones, que afortunadamente somos la inmensa mayoría, no debemos privarnos de hacer o decir lo que nos apetezca, en especial en momentos que la conversación parece haberse convertido en el gran pasatiempos, en parte por las todavía llamadas nuevas tecnologías que lo han hecho posible. La sobredosis de mensajes ha producido tal saturación que casi es mejor dejarlos pasar, por más que los detractores del procedimiento se fijen solo en los más lúgubres, que además recuperan y actualizan en su afán recriminador, pero también hay otros mensajes de belleza sobrecogedora, de los que no dejan pegar ojo. Los aficionaos a los toros lo llaman pellizco, a mí me picó el #12f 2011 en la #opGoya contra la #leySinde, cuando conocí los preparativos de #Anonymous y me puse a ayudarles a mover las imágenes que captaban con sus móviles y lanzaban a Twitter los activistas, que nos parecieron muchos entonces, aunque con los que hemos sido después, casi mejor me reservo el dato; y en la 2º oleada las noticias que aparecieron del suceso, también transmití información al instante sobre lo que estaba pasando y en general lo que me parecía las 4 horas que duró la aventura, pues exceptuando el momento que me levanté del teclao emocionao y me tuve que salir 1 rato a tomar el aire, to lo demás había sido algo realmente nuevo y diferente. Habían aparecido algunas informaciones sobre las revueltas de Túnez contra los Ben Alí y la de Egipto contra Mubarak, a lo que si acaso añadimos el componente divulgativo de la acción, pues lo nuestro se hizo bien a la vista, 1 protesta sonada. Pasaron los meses creo que sin otra particularidad que muchísimos nos habíamos quedao nota, como se dice, de lo mismo que he explicao hasta #15m que a mí me pilló a traspiés, apoyando 1 candidatura minoritaria pero aún así desde el #18m y luego sin parar durante meses en lucha, pues #Revolution es lo que está pasando, lo que estamos haciendo. Escribo estas líneas, como dicen los pedantes, en 1 día que hemos decidido silenciarnos, #18e 2012 contra #censorship #inquisition, en eso sin novedad desde 1232 que se instauró esa peste zafia y cutre, en cualquier caso antes 2007 que se dio a conocer Twitter, sobre apuntes que tomé del magazin en el que se anunciaba la web 2.0, la inteligencia artificial con la que podríamos hacer cosas y no solo anunciarlas, que no era poco, pero no fue hasta #12f 2011 que lo anterior quedó anticuao, y no tanto por el proceso como por el resultao. Si están ahí todavía los restos es porque alguna vez me he visto participando en ataques sonaos desde HTML antiguos que pasaban desapercibidos sin otro contratiempo que observar lo mucho que tardaba en recargar la página en el navegador mientras otras web mucho más caras y presuntamente invulnerables, se estaban hundiendo miserablemente con solo mandar mirarlas. No comparto la preocupación por medidas que puedan tomarse pa proteger relatos de algunos que se levantan por la mañana con la única preocupación de ver cómo y donde han cagao sus mascotas y lo mucho que les siguen gustando sus colecciones de juguetes y cromos que tenían de niños, sobre lo que escriben novelas y trataos sesudos con los que se atizan premios y subvenciones, de la misma forma que tampoco entiendo el gusto que puede granjear ir a fijarse solo en lo que molesta, incordia, indigna mientras se le da algo parecido a marchamo de indiferencia, invisibilidad a lo correcto mientras pueda seguir defendiendo lo mío por poco que les parezca a los que mandan.