los gordos hunden Telecinco en la parrilla

Aunque está por ver si se consolida el estrepitoso fracaso de Ana Pastor en su #Vueltaalcole con #elObjetivo y de la Sexta frente a competidores mucho peores en su parrilla, pues a la pobre la ganan hasta los #4gatos de la TDT, o es solo cuando se viene arriba en su apestosa faceta reconciliafachas que cualquier día de estos se le ponen a rezar en el plató en directo los cutres reaccionarios que lleva invitaos, de momento me quedo con el fracaso de los lacrimógenos desfiles de gordos infelices con que Rajoy y Vasile sustituyeron los soberbios #TangoDown #alaNoria #elgrandebate, que tanto descanso dejan por otra parte. Si se fijan en la grimosa parrilla de la TV en España siempre ponen a competir programas parecidos, si no directamente copiaos en el mismo tramo horario, de forma que a quienes nos gusta algo practicamente le fundimos la pila al mando de tanto zapear. Esto es así no tanto porque lo diga yo o tenga algo que ver, sino porque las productoras TV de las que debe haber 2, a parte la producción propia de las cadenas, me refiero a programas de continuidad como los telediarios de las penas, el hombre del tiempo, el de negro y las compras en el extranjero, realmente se estrenan o reestrenan después de cumplir el tramo previsto mientras que el 80% restante son intentos destinaos al fracaso, pero siempre los mismos con novedades cantadas. Por si alguien no lo recuerda, ya ha habido varios fracasos sonaos de reallity show, como se llama ese formato, de gordos a los que se pretende hacer adelgazar. Yo de 1 de 2007 creo recordar me acuerdo porque 1 gordo apestoso que trabajaba o hacía como que de teleoperador hizo correr la voz por la plataforma de que su novia o su mujer era 1 de las participantes y se supone que teníamos que apoyarla con nuestras llamadas y puedo asegurar que me enteré del horario emisión pa no ver ni la TV en ese rato. Yo a este le tenía 1 odio enfermizo y se explica porque trabajaba en el horario de tarde y además como hacía guardias nocturnas siempre era de los últimos en salir, por lo que también entraba 1 poquito más tarde, lo suficiente pa que el gordo asqueroso ese hubiera colocao en mi puesto la silla maloliente que no se pueden ni imaginar. Durante la temporada que duró mi pesadilla, nunca mejor dicho, llamó la antención en mi familia mi resistencia a desprenderme de mis pantalones case desvencijaos, jeans que se caían a trozos y parecía del tergal, pues prácticamente los echaba a lavar tos los días y algunas veces que tenía algo que hacer por las mañanas me cambiaba 2 veces. El tenebroso juego de la silla, de forma que me tocara la desvencijada, pues los gordos estos realmente se las cargan de pasarse las horas jugando con lo de subirlas y bajarlas y el respaldo, pero es que además el cabronazo pegaba hasta mocos y ya la guarrería que sudaba, que ójala se hubiera muerto y lo hubiera enterrao con ella o ellas, pues las sillas de las plataformas de teleoperadores llenas de gordos son casi de desguace, pero es que además el puesto era justo debajo del foco de aire acondicionao, algo que quien lo haya vivido, nunca está en su punto pues los más canallas y abandonaos del sitio siempre tienen frío o calor, nunca están bien los infelices. Puedo asegurar que el tiempo que duró el puto gordo ese por ahí dando guerra fue de las etapas más infelices de mi vida, ya se encargó de amargarme las tardes por buena temporada que además el muy gilipollas provocó sus despido y el hundimiento del programa, ni siquiera sé si los pillaron a los 2 pues ya digo que el reallity ese de gente pesada e infeliz ni la cadena que lo echaban lo vi larga temporada por si repetían episodios, pero no: como lo mío era 1 plataforma de teleoperadores y con tos los controles que debe haber en seguida repararon que había 1 gilipollas que dedicaba el horario laboral a hacer llamadas a números de tarificación adicional como los reallity show y aunque que debió emplear los nombres de otros (el mío no, aunque era el típico pelota miserable y arrastrao que ocupa el 91% del tiempo de los de recursos humanos que atienden sus quejas continuas por el aire acondicionao o la calefacción, contra los compañeros, las sillas y lo que se les ocurra, siempre quedó muy claro que yo lo odiaba sinceramente y no es que no lo hablara, que tampoco sino que cuando llegaba y veía la fila en la que se había colocao buscaba rápidamente la más alejada de su zona) pero aunque el programa anterior creo que no superó ni las 2 ó 3 emisiones de rigor, al menos a este imbécil tuvieron que despedirlo ni por muy pelota arrastrao que fuera, pues yo no sé si alguien vio a su novia o espesa en las pantallas (me contaron que era todavía más gorda que el maromo que además iba a defenderla, aunque se supone que el argumento se trata de hacerlos adelgazar) pero sí estaban seguros los jefecillos que tuvieron que analizar el desfase que nadie le había ayudao a montar esa trampa. La lástima es que no hubieran explotao en los rodajes y se hubieran llevao por delante hasta a sus domesticadores, pero lo que yo no me explico es quien quiere ver encima a estos infelices vocacionales, si es que habrán coincidido con pocos en sus vidas o si se alegran de las desgracias ajenas como los disidentes del PP que haberlos parece que los hay. Pero les pasa lo mismo, ahora que resulta que se desmelenan en sus agrias críticas a su antes amado líder y su equipo mangutas, pero nadie les hace caso como al que llama al lobo o los lobos estos sacaperras de las Tv desde el trabajo con tal de no dar ni 1 palo al agua. Puesto que son como 1 protectorao nacional, supe que al que me amargó la vida, junto con los muchos protectores que tenía, pues no se por qué a la gente que no se ducha le gustan los bulímicos y hacen bandas como la de Rajoy, lo recolocaron como acomodador, muy apropiao por cómo trataba las sillas de la plataforma de teleoperadores, pero del AVE hasta el punto que lo del Alvia que descarriló en Santiago me llamó mucho la atención por si había sido él, pero no, estoy seguro como que tos estos que digo ya se ponen a régimen por su cuenta no sé si todas las semanas, los días o entre comida y comida hasta que se sacian.

Mensajes del color

El color, de momento en singular, apenas es la forma que el ojo u ojos, pues algunas criaturas, como por ejemplo los insectos, no sé cuántos ni cuáles, y algunas marinas, como el récord de la galera, Odontodactylus scyllarus, que percibe 16 longitudes de onda, incluida la luz ultravioleta y la polarizada, que le permite sacar el máximo rendimiento que le brinda la luz disponible, los tienen como pixelaos, perciben, percibimos la luz del Sol y otras luces que se emiten a distancias siderales. Se puede hacer una gradación mirando al horizonte desde el subsuelo oscuro, negro, pasando por los ocres y rojos de la tierra, el verde de la vegetación, el azul del cielo hasta el blanco radiante del Sol. Bajo el agua parece que se percibe de forma diferente, pues hay otro filtro además del atmosférico, si es que no es el mismo, y también según la profundidad hasta el máximo de 20 m. Del blanco al negro, o de la suma de los colores a su ausencia total, es 1 System o subSystem de 3 elementos, tal como se manejan en las imprentas y las pantallas, tanto en las de tubo catódico como en las de plasma, con los básicos y los complementarios, de momento diferente a los binarios, que además transmite o forma parte de los mensajes. Como fenómeno físico o conjunto de fenómenos también es muy cambiante, pues no solo influye la profundidad o el medio en el que se desenvuelve el sujeto que sea dotao de visión -también los hay sin ojos que tienen más desarrollaos otros sentidos, olfato, gusto, tacto y sonidos- sino que además cuenta el color que se emite según las circunstancias, y no solo por medios artificiales. A grandes rasgos, las funciones más conocidas de los mensajes del color son la selección sexual y la adevertencia de peligro, diferentes en ca criatura y cambiantes según muchas circunstancias. En tono menor, solapadas o relacionadas con otras, también se han señalao anunciar sus servicios, eludir a depredadores, atrapar a sus presas o confundirse con el entorno, entre otros camuflajes diversos. Los falsos ojos en las alas de las mariposas y de algunos peces de los arrecifes y de aguas a poca profundidad siguen siendo mensajes relacionaos de cualquier manera con la visión. El diformismo de color según el sexo, por lo general más llamativos los machos que las hembras, de forma que el 1º capta más la atención de los depredadores mientras que la hembra puede esconderse más fácilmente y continuar con la función reproductora, llega al extremo de machos de 2 colores, unos blancos y negros y otros ocres y rojos, como el monarca paraíso de Madagascar, Terpsiphone mutata, parece que más especializaos en los claros del busque y otros en el tupido interior, pues si no 1 de los 2 se habría extinguido. Vuelvo al error tantas veces mentao que resulta de confundir el mensaje con el canal o medio por del que discurre, como se ha pretendido durante décadas con muy sonaos fracasos. Las imágenes, en especial desde que se inventaron o descubrieron los procedimientos que hacen posible su reproductibilidad masiva, realmente su democratización, pues más de 1/2 de la población mundial dispone de los medios que hacen posible captarlas y emitirlas, siguen siendo signos menores respecto del habla que hace posible el lenguaje, la facultad más distintiva de nuestra especie en la naturaleza, en tanto que imitativos, desde luego mucho más refinaos y en algunos casos elaboraos, pues exigen la codificación del emisor y la decodificación del receptor. Desde mi punto de vista, y no el de última hora, el color o colores forman parte de los contenidos, mensajes mayores o más importantes, de manera parecida a los 2 principales de las especies naturales, sean los de camuflaje, no distorsionar ni perturbar en el entorno, y los de llamar la atención en otras circunstancias como el apareamiento o el enfrentamiento. En cualquier caso no parece haber sido por el color de marca, pues llegaron a ser conocidos como el gigante amarillo, la quiebra de Kodak, empresa principal del siglo XX que llegó a ser acusada de prácticas monopolísticas a principios del siglo XX, igual que antes la de Polaroid, el gigante azul (Agfa, también desaparecida era el rojo y Fuji, empresa muy diversificada, el verde) que inventaron procedimientos o prácticas que manejaron en exclusiva y otras ventajas competitivas, como ser conocidas en to el planeta, incluso su gigantesco también volumen de fabricación y de gestión, sino por confundir el mensaje propiamente, sea éste de carácter mayor o signo o menor a imitación de otros, con cualquier otro de los elementos de la comunicación, pues si de eso se trata, que produce invariablemente ruido y confusión. En sus casos invariablemente vaciaron de contenido muchísimas publicaciones que parecían hagiográficas -en la práctica ca 1 de estas grandes marcas financiaba su propia publicación, a veces varias- e incluso museos, eventos, hasta en las bibliotecas han llenao estanterías de manuales perfectamente inservibles, además de la propaganda hueca y cutre que produjeron, puesto que se trataba de no decir ni permitir que se dijera na que pareciera mínimamente reconocible a cualquier otro mensaje o signo. Así, aunque entiendo y reconozco perfectamente el arte abstracto, digamos que como 1 tipo de mensaje que intenta pasar o trascender de imitativo a simbólico, desde mi punto de vista es algo muy exagerao por lo hueco. Tengo alguna debilidad y creo que buenos recuerdos, también lecturas muy provechosas que demuestran su importancia histórica, por si hiciera falta, pero me parece que su participación en la propaganda de la peor estofa que se ha conocido y los que han seguido ese modelo de mensaje perfectamente hueco -realmente son mensajes refinaos que ni siquiera son mensajes, pues se trata de tapar los otros- también me anima alegrarme por su estrepitoso fracaso y extinción pon no haberse adaptao al medio o haberlo hecho del lao equivocao, como les pasa a los animales. RSS