eXp. @ACADEMIA15M

Previsualizar Visitar

oreja de Judas #seTas otoño
Previsualizar Visitar

los 5 avisos
Previsualizar Visitar

bar free @OccupyInferno
Previsualizar Visitar

en el volcán del 7

- Muy mal, muy mal, se desgañitaba el aficionao de referencia del tendido 7 de las Ventas cuando acababa el barullo que fuera, pues sólo puede concebirse algo peor que 1 gritando: 2 ó más gritando a la vez, a lo que se llama ruido enel esquema dela comunicación de Roman Jakobson. Se dice que l@s perr@s doméstic@s creen que forman parte duna gran manada con la familia que residen y algo parecido deben creer l@s que gritan respecto de l@s que no, aunque pal caso más rebaño que manada debemos parecerles, que yo a l@s que odio es a l@s speakers de las retransmisiones por la tele. Mi mayor fobia 1 de pruebas gimnásticas internacionales que se tira sus retransmisiones descalificando las puntuaciones de l@s jueces de manera parecida al speaker clásico de Eurovisión: to politiqueo muy como de los años de la guerra fría, pues también debieron ser jóvenes alguna vez, con lo que se alivian como los Torer@s de los carteles cuando toca ilustrarnos con sus presuntos y a la postre inéditos conocimientos, aunque empleando medios técnicos deslumbrantes, to hay que reconocerlo. Muchas veces contemplando en directo la acción hasta se echa de menos el silenciador del mando a distancia de la tele, lo que también sería impensable, pues algun@s lo podría usar como arma arrojadiza y enotros casos, much@s acabaríamos dormid@s, como en las retransmisiones de la siesta y horarios de madrugada silenciadas.
- Qué emoción, qué emoción, pues con motivo dun serial radiofónico sobre los ases del deporte se glosó la inmensa figura de Michael Jordan, ganador de 6 anillos 6 de campeón de la NBA, la competición de los más grandes del baloncesto internacional cuya guinda era el robo del balón a la figura del equipo contrario más la canasta que selló la victoria de su equipo enla jugada final del último partido de la última eliminatoria, tal como explicaban los becarios que habían reunido la información que, como era radio ilustraron conuna grabación de la retransmisión en directo. Desdel principio reconocí con asco la voz impostada dun denostao comentarista futbolero de nueva hornada, famoso por lo mal que lo hace, cansin@ penoso al que se han tirao justificando por años en base a que lo suyo era el baloncesto radiofónico. Pues tampoco: enotro molesto griterío plagao de idioteces incomprensibles repetidas como si fuera el hijo secreto o de acogida de los payasos de la tele, trístemente reconocible incluso sin nombrarlo, nadie que no lo estuviera viendo habría podido enterarse de na sin la explicación previa sobre Jordan que, si hubiese empezao conla grabación de la retransmisión tambíén me la habría perdido enlo que más parecía burla macabra de los antigu@s compañer@s que lo auparon a la fama, convencidos que sigue sin oirlos nadie, pues si la tele está como las lámparas enlas casas, la radio como mucho enel despertador, también ideal pa dormir común tronco desde quese llevaron a l@s speakers más ruidosos palas TV.