Agrocybe aegerita seta de chopo

Agrocybe aegerita, seta de chopo
La seta de chopo, conocida científicamente como Agrocybe aegerita, comestible, aunque no el pie y tampoco las recogidas en ambientes contaminados como los jardines urbanos, tanto por los abonos químicos como por los humos de automóviles y calefacciones, es la seta típica de las ciudades por diversas razones, la mayor de todas que se la puede ver en otoño y en primavera, y si el jardín en el que se han podado chopos, álamos (“aegerites” en griego significa álamo), sauces, higueras, arces, etc. es regado con frecuencia, prácticamente aparecen durante todo el año. Esta seta estuvo de moda en el verano, cuando la ya tradicional ausencia de noticias y unas muy sorprendentes “intoxicaciones por hongos alucinógenos” (¿hongos en verano?) que se convirtieron en un fenómeno social equiparable a los ya célebres aerolitos de otro invierno, al final se desinfló el leves molestias estomacales por ingerir setas procedentes de bromistas, la mayoría de ellas A. aegerita o setas de chopo, la seta de las ciudades, la seta de los jardines en los que se han talado o se están muriendo árboles típicos de las ciudades que si se dan las condiciones de humedad y temperatura suave, ni frío ni calor excesivos, pueden aparecer durante todo el año. El sombrero de las setas de chopo, de un color parecido al café con leche, más oscura por el centro que por el borde, va aclarándose cuando crecen los ejemplares, mide por término medio 7 cm. de diámetro cuando llega a aplanarse, presenta bordes ondulados y raídos e incluso se cuartea cuando le da el sol directamente. Las láminas, más claras que el sombrero, aunque del mismo color, también oscurecen cuando maduran las esporas, igual que el pie, normalmente anillado. Crecen formando grupos entre la madera y la tierra del chopo, álamo, sauce, etc. talado, a veces incluso en los jardines si han quedado raíces enterradas. En términos generales es preciso advertir que muy pocos hongos y setas se pueden comer crudos, ni siquiera secos, pues algunos son tóxicos y la mayoría indigestos en crudo. Lo ideal es tomarlos como ingredientes en otras comidas cocidas o fritas. Nunca se deben ingerir hongos y setas recogidos en terrenos abonados, como por ejemplo los jardines urbanos, ni junto a carreteras y lugares contaminados por humos. Valga como ejemplo lo que ocurre en Europa: en algunas zonas de Castilla, Aragón y Navarra muchas personas están ganando jornales recogiendo hongos y setas porque la lluvia ácida ha envenenado con metales pesados los bosques del centro del continente y los tienen que importar. Las setas de chopo recogidas en los bosques son un comestible muy apreciado para los que las conocen inequívocamente, aunque solo se consume el sombrero. Aparecen por ejemplo como ingrediente, enteros los sombreros, en las célebres tortillas de patatas. Como advertencia para los bromistas y especialmente para sus posibles víctimas es preciso aclarar que los hongos a los que se atribuyen poderes alucinógenos son los cultivados en condiciones de esterilización y con ingredientes prácticamente inaccesibles para la mayoría de las personas, algo que se hace principalmente porque muchas de las propiedades de los hongos y las setas se emplean en la elaboración de medicamentos. Es sencillamente inconcebible que pueda haber trapicheo callejero con hongos y los casos de este tipo que se han dado se hacen en comercios establecidos amparados en una legalidad permisiva con las sustancias naturales, principalmente en Estados Unidos y en Holanda. Sobre las versiones silvestres de los hongos cultivados con supuestas propiedades del tipo que sean, es preciso advertir que la dosis entre la supuesta alucinación y la intoxicación, que puede ser muy grave e incluso fatal, es imposible de determinar, por lo que se desaconseja totalmente el consumo de ese tipo de hongos y en ningún caso insistir si no se siente ningún efecto: normalmente las indigestiones e intoxicaciones se deben a la cantidad ingerida y no, afortunadamente, a la toxicidad del hongo. Pero puede ser peor del todo: con la misma apariencia, con el mismo tamaño, normalmente pequeño, hay unos hongos muy comunes en los campos y en los bosques cuyas consecuencias son fatales para las personas. Cualquier observador del simpático mundo de los hongos y las setas, ahora tan de moda, y especialmente las personas aficionadas a ingerirlos ya se habrán dado cuenta de que salvo muy contadas excepciones de especies conocidas y sólo los desaprensivos, pues normalmente se dejan crecer, no se suelen consumir hongos del tamaño de un dedo o menores. Inonotus hispidus (Bull.) P. Karst., 1880 (Shaggy Bracket)

Inonotus hispidus

Inonotus hispidus, que fotografié sobre la corteza de un álamo negro, Populus nigra, el 18 de octubre de 2003 por Getafe Inonotus hispidus (Bull. ex Fr.) Karst es un hongo lignícola de aspecto semicircular con la cara superior provista de vello de color parecido al del óxido que al secarse se torna pardo rojizo e incluso negro. Su superficie es áspera y agrietada y puede medir entre 20 y 30 centímetros de ancho. Vive sobre madera, con mayor frecuencia al pie de hayas y sobre troncos de manzanos, nogales, moreras y otras frondosas. Es frecuente en América del N y raro en Europa, aunque en Spain, la antigua España, es relativamente frecuente ver en parque es de Madrid, Guipúzcoa y Pontevedra según los datos publicados por García Rollán en 1976. Esta especie tiene múltiples aplicaciones a parte de su comestibilidad de joven, sela considera beneficiosa en trastornos intestinales (úlceras), se ha empleao en ganadería pal aumento de producción de carne de cerdo, en tintorería o en la fabricación de pinturas al agua o aceite, dando un tono brillante, y también se especula sobre sus propiedades narcóticas al aspirarlo como el rape, hipótesis que algunos autores extienden a otros políporos: Phellinus igniarius (L.) Quel., Polyporus nigricans Pat. o Fomes fomentarius (L.:Fr.) Fr. Inonotus hispidus es también uno de los 23 hongos que aparecen en Teonanácalt, hongos alucinógenos de Europa y América del N (ed. El Compás de Oro, Swan, 1985) con las propiedades: "Química: contiene hispidina y/o bisnoriangonia, compuestos similares a las psicotrópicas styrilpyronas de Piper methysticum Forst. Piper methysticum es el nombre botánico del Kava-Kava, arbusto de la Polinesia. Sus principios activos son un grupo de sustancias resinosas llamadas kava-pironas. No sé si styrilpyronas será otro nombre de referirse al mismo grupo de sustancias. Luis Otero Aira, en Las plantas alucinógenas dice sobre sus efectos:
- Muy similares a los del GHB: euforizantes primero y sedantes relajantes después. En grandes cantidades produce un fuerte mareo y una borrachera parecida a la del alcohol, aunque sin provocar resaca y dejando la mente clara. Escohotado dice que el kava-kava en cantidad moderada es una sedante eufórico, muy agradable y similar a cantidades mínimas de éxtasis. Produce gran variedad de efectos placenteros: paz, alegría, relajación profunda, en cualquier caso sin perder el conocimiento, aunque grandes cantidades producen un fuerte mareo y hacen flaquear las piernas. Suaviza nuestros sentimientos hacia los demás, aumentando la confianza y el respeto mutuos. Es muy eficaz pa disminuir la ansiedad y como un destensador de los músculos, anticonvulsivo y analgésico. Luego sigue diciendo que tiene utilidades ansiolíticas, antidepresivas y es eficaz contra el insomnio. Los productos que se comercializaban con Kava-Kava fueron retirados por aparecer casos en Deutschland de toxicidad hepática, algunos de ellos graves en pacientes que hacían un abuso, mediante un uso prolongado, o quizás también hay imtereses ocultos, como en otras ocasiones. Según los últimos estudios científicos la toxicidad hepática pudo ser debida al empleo del tallo de kava, que contiene componentes tóxicos. Lo que se usa tradicinalmente son los rizomas, que nunca han dado ningún problema durante siglos. Lo mejor es adquirir los rizomas en trozos grandes o enteros, asi se distingue claramente de lo que es el tallo. La kava no se aconseja mezclar con alcohol pa evitar recargar el hígado. Puede que lo hayan prohibido sin completar la investigación pa evitar la competencia a los químicos de diseño de venta en farmacias. Inonotus hispidus (Bull.) P. Karst., 1880 (Shaggy Bracket) Viscum muérdago

Panaeolus rickenii

Scutiger pes caprae, sabatera

Scutiger pes caprae, sabatera

- De los grandes cocineros españoles el catalán Santi Santamaría, con sede en Can Fabes, Sant Joan 6, Sant Celoni, Barcelona, excepcional restaurador, estudioso y creativo, es, además, gran apasionao dela micología. Su propio restaurant se dio a conocer a principios de los 80´s como organizador de jornadas gastronómicas sobre la cocina delas setas. Entre otras ha reivindicao una especie catalana, las sabateras (con forma de zapato), Scutiger (Albatrellus) pes caprae que se encuentran enlos bosques de hayas, Fagus sylvatica y las prepara confitadas. Considera que, junto conlas trufas, Tuber melanosporum son las más singulares de España, país donde las reinas micológicas sonlos surenys, ceps o Boletus edulis y los rovellons, también llamaos Lactarius o níscalos, Rafael Ansón enLas seTas, tesoro culinario del otoño, Ronda Iberia, octubre 2004. Scutiger pes caprae, sabatera Scutiger pes caprae, sabatera hormiguero ants

sentao en el hormiguero

¿Se han sentao alguna vez encima de 1 hormiguero? Mira que busco las zonas más despejadas de vegetación pa no sentarme encima de los duendes y las hadas invisibles y lo que haya escondido por debajo, pero a lo mejor por eso creó dios hormigas más pequeñas que tienen por ahí cerca aunque solo sea su caminillo. En seguida se nota porque atacan por las piernas y los calcetines, pero aunque nos hayamos cambiao de sitio e incluso ido. No hay sensación más desasosegante. Ni más frecuente pa los que gustamos de pasear por el campo. ¿Se habrán enterao que han recomendao los expertos que nos las acabaremos comiendo? Aunque yo a esas horas prefiero al gran Wyoming y mucho más a Sandra Sabatés, aunque lo que realmente me gusta son los vídeos selección en los problamas que los pasan y que dicen que oxidan a algunas presentadoras, aunque a mi me parece que no me gustan esos, en realidad me parece que odio o me dan lo mismo los programas sin mensaje, puro entretenimiento. Pero ni por esas te salvas. Estaba viendo el otro día los del impero de Lara y entre las novedades 1 sorprendente que me recuerda las hormigas explorando nuestros cuerpos. Resulta que la cantante y juez de aspirantes de nombre Malú visitó el hormiguero del Motos en Antena 3 y entre las cosas que han trascendido, cuando se preguntó como demonios se apaña la gente pa cagar en las paredes, pues luego la mierda es pegajosa, en los servicios compartidos. Buena pregunta, aunque no sé si la habrá visto en algún crucigrama, pero apenas se trata de no pensar. hormiguero Arthur C. Clarke, El mundo es 1, 1996.
Javier Cuchí, Ellos en El Incordio.
Nigel Morris & Robert Verkaik, Reino Unido: ministros abandonan SITEL, traducido de The Independent, 13/11/2009.
George Orwell, 1984.
Carlos Salas, La venganza del cliente, El Mundo 05/07/2009.
Luis del Val, To bajo control en Levante.